Cerrar

Transporte Escolar: El gran olvidado en esta emergencia sanitaria nacional

Comunicado

Miriam Valencia Nuñez, Presidente de la Federación Gremial de Transporte Escolar del Norte, FETENOR y Rosa Rojas Henríquez, Presidente de la Confederación Gremial Nacional de Transporte Escolar de Chile, CONATECHI.

Vemos y sentimos una total indiferencia con lo que en estos momentos enfrentamos los 29.627 transportistas escolares inscritos en el MTT.

La prestación del servicio de transporte escolar, es una actividad independiente y formal porque cuenta con una ley y reglamentos que se deben cumplir para desarrollar esta actividad, dependiente y fiscalizada por el Ministerio de Transportes.

El transporte escolar, siempre ha sido ignorado cuando de subsidios, subvenciones u otros aportes, el Estado le entrega al transporte publico mayor o menor. Siempre se argumenta que somos transporte privado.

No se reconoce que desarrollamos un transporte público y a la vez social, ya que cada día son más las familias que dependen de nuestro servicio para enviar sus hijos a las escuelas, jardines o colegios, de esta forma padre y madre pueden irse tranquilos a desempeñar sus obligaciones laborales.

Tranquilos porque saben que sus pequeños llegaran bien y seguros a estudiar. ¿Quién se haría cargo del transporte de escolares, sino existiera un servicio reglamentado y autorizado legalmente para ello?

Como trabajadores independientes, durante el estallido social del año 2019, perdimos nuestro trabajo, ya que los establecimientos educacionales anticiparon el término del año escolar y nos quedamos sin ingresos mensuales.

El inicio del año escolar 2020, empezó con normalidad, pero a mediados del mes de marzo, el corona virus se hizo presente y por razones de seguridad y protección a los niños, se suspendieron las clases y nuevamente nos vemos sin trabajo y por ende sin ingresos.

Nuestro trabajo se realiza con niños, si no hay clases, no hay escolares y el transporte escolar se detiene, es decir, no hay trabajo.

El transporte escolar está regulado de manera tal que: solo debe realizar transporte escolar, no está autorizado para realizar otro tipo de servicio o transporte.

Podemos decir que somos los trabajadores más afectados desde el estallido social hasta ahora, no hemos tenido ingresos fijos desde noviembre del 2019.

Ante esta pandemia mundial, el gobierno ha declarad0 estado de excepción y ha implementado un plan de emergencia nacional, con medidas de apoyo a las familias más vulnerables, con un plan de protección laboral, con apoyo a las empresas y pymes aunado a una capitalización al BancoEstado.

Para las deudas bancarias, cada banco ha elaborado planes en apoyo a sus clientes, esto nos ha permitido solicitar: postergar cuotas, refinanciar o renegociar nuestros créditos.

Pero no solo debemos cancelar deudas, debemos subsistir con nuestras familias, todos los meses que dure esta emergencia sanitaria y que no tendremos trabajo, estamos cesantes! Y esto no parece importarle a nadie. Por ser independientes, formales y privados no tenemos derecho a recibir ayuda según lo delineado en el plan de emergencia nacional.

El transportista escolar necesita un bono de apoyo familiar.

Por esta razón recurrimos a los medios informativos, para dar a conocer nuestra situación, igual de angustiante que el resto de los trabajadores que han perdido sus trabajos y están cesantes.

Ya no queremos seguir siendo invisibles para las autoridades que solo recuerdan al transporte escolar al inicio del año escolar y cuando ocurre una situación anormal en el servicio, ahí si, todos visualizan nuestra actividad.

Agradecemos infinitamente el apoyo al dar a conocer nuestra realidad actual, esperamos sensibilizar a quienes tienen el poder para tomar decisiones. Entendemos que estamos viviendo una emergencia sanitaria, que a todos impacta, pero no discriminen a los transportistas escolares, somos parte de la fuerza laboral de Chile.

 

Abrir Chat
Hola somos Nostálgica.cl, envíenos su mensaje
scroll to top