Cerrar

Recomendaciones – Niños en cuarentena

Cómo afecta el encierro a los niños y que cosas pueden hacer los padres:

Es importante señalar que los niños van a presentar conductas o actitudes similares a la que los padres muestren. Si ellos no se autorregulan, los niños van a ser víctimas directas de esta falta de regulación. Pueden mostrar ansiedad, dificultades para dormir, en ocasiones pesadillas, enfado o berrinches. La edad va a depender también de las manifestaciones conductuales que puedan presentar y es fundamental que el adulto que esté a cargo en casa logre contener.

En ocasiones los niños pueden manifestar algunas conductas regresivas, es decir, intentar volver a un estado anterior, ya sea orinándose, queriendo volver a entrar a la cama de los papás, con pesadillas, etc. Son comportamientos que se presentaron cuando ya habían sido superados, por eso que se llaman conductas regresivas.

Es importante que los padres puedan acogerlas, sin fomentarlas, tratar de explicarle al niño que es lo que sucede en su entorno, qué está cambiando, siempre en un lenguaje claro, sin alarmarlos. Los niños al no expresar lo que sienten verbalmente lo van a hacer a través de su conducta. Por eso es importante estar atentos a las señales que ellos puedan dar.

En el caso de que los niños pregunten: Se les puede contestar en un lenguaje claro y de acuerdo a su edad. Los adolescentes probablemente van a hacer más preguntas y hay que poner atención con lo que ellos se puedan estar informando ya que a diferencia de los más pequeños tienen mayor acceso internet. Hay que recordar que existen muchas noticias circulando que en ocasiones más que informan alarman, entonces la recomendación es no sobreinformarse.

El proceso educativo: El proceso educativo que están teniendo los niños, vía online, con guías en casa, etc. Claramente se va a ver afectado en relación a lo que están acostumbrados. Hay una falta de horario, falta de un profesor dirigiendo el aprendizaje y una escasa o nula sociabilización que va a influir en la capacidad de integrar nuevos contenidos.

Desde ahí los papás pueden organizar distintos horarios para los niños, y con los adolescentes, escuchar lo que ellos proponen llegar a un acuerdo e integrarlo.

Estamos siendo parte de una crisis sanitaria, emocional, social, económica, y la invitación es sobre todo cuidarnos a nosotros mismos y al resto, aún estamos en una fase de contención de lo que es esta pandemia.

Si estamos recluidos en familia podemos crear juegos, hacer cosas con los niños que nos permitan compartir con ellos, no solo dejar que estén sumergidos en los videojuegos, que lo pueden hacer pero no en exceso.

Con los adolescentes también, acercarse a ellos, ver cómo están viviendo este proceso y como pueden compartirlo. Los adultos deben acercarse a ellos y preguntarles aunque muchas veces los adolescentes les digan que están tranquilos. Hay que responderles que siempre estarán disponibles para cuando ellos quieran conversar.

Fuente: Karen Cristi, psicóloga infantil de Vidaintegra

Abrir Chat
Hola somos Nostálgica.cl, envíenos su mensaje
scroll to top