Cerrar

Sepa cómo limpiar su parrilla luego de las Fiestas Patrias

Septiembre es la temporada alta de los asados, pero las parrillas deben ser limpiadas de maneras distintas de acuerdo a cada tipo. Así, te elaboramos un listado con algunos consejos para que queden como nuevas y listas para su próximo uso.

Ya terminaron las Fiestas Patrias, las parrillas se mantuvieron prendidas durante toda la semana, por lo que es necesaria una buena limpieza. Los asados, tanto carnívoros como vegetarianos, pueden causar estragos por la emanación de líquidos, aceites y restos de comida en las rejillas.

Debido a lo anterior, es importante tener algunas consideraciones al momento de limpiar los asaderos. Las parrillas eléctricas deben cuidarse, para poder utilizarlas durante varias temporadas más. Es por esto que el Gerente de Thomas Elektrogerate, Luis Millar, recomienda seguir los siguientes pasos:

  1. Espera que el aparato se enfríe antes de limpiar. Nunca limpies una parrilla conectada a la corriente eléctrica.
  2. Utiliza utensilios de plástico a prueba de calor o de madera para sacar los restos de comida. Es importante no usar estropajos abrasivos que puedan rayar las placas antiadherentes de la parrilla.
  3. Utiliza un paño húmedo con un poco de detergente para limpiar la superficie antiadherente. La suciedad resistente puede limpiarse aplicando un poco de aceite. Aplica y espera 5 minutos. Intenta remover nuevamente con un paño húmedo. No uses limpiadores abrasivos.
  4. Limpia el depósito de residuos. Ten cuidado cuando lo limpies, puede que el líquido no se haya enfriado lo suficiente. Después de cada limpieza, secar muy bien cada parte de la parrilla
  5. NOTA: Estas parrillas cuentan con un depósito de grasa o jugo que cae de la comida que estás preparando. Lee las instrucciones de cómo retirar este depósito y vacía todos los restos en una bolsa de basura. Puedes lavarlo en tu lavavajillas o hacerlo a mano con agua tibia, jabón y una esponja.

Para el caso de parrillas a carbón o pelet, evita que se enfríe completamente pues la idea es aprovechar que la rejilla esté caliente para remover fácilmente los restos.

  1. Moja un cepillo en agua con vinagre. Te recomendamos usar un cepillo de alambre si la parrilla es de hierro o, un cepillo de cerdas, si es enlozada. El vinagre o limón ayudarán a quitar más fácilmente los restos de grasa y ablanda lo que está pegado a la parrilla.
  1. Cepilla con fuerza toda la parrilla procurando sacar todo rastro de carne, óxido y cualquier otra suciedad que haya quedado. Luego, ponla cerca de las brasas aún prendidas para terminar de eliminar cualquier tipo de bacteria. (Si la parrilla es enlozada, ten mucho cuidado y cepilla suavemente para no dañar el material).
  1. La estructura del parrillero también debe limpiarse prolijamente. Primero, espera que se enfríen las brasas y luego quitalas usando una palita. A continuación, usa un cepillo de cerdas como el de un escobillón para barrer la base donde se apoya la parrilla y quitar lo que quede de brasas pequeñas y las cenizas.
  1. Para terminar usa un trapo humedecido en agua tibia mezclada con un poco de bicarbonato de sodio para repasar las paredes interiores y todo el exterior.

NOTA: Estos son consejos  generales, recuerda siempre leer el manual de cada fabricante. Protege tus manos y ropa en todo momento. No olvides leer las instrucciones de cualquier producto que uses, y aplícalo primero en una pequeña parte, a modo de prueba, y luego completa la limpieza.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

0 Comments
scroll to top