Reportajes en Nostálgica: La eutanasia: el derecho de morir con dignidad o suicidio asistido – NOSTÁLGICA FM
  • +56-9-9344-6010
Reportajes

Reportajes en Nostálgica: La eutanasia: el derecho de morir con dignidad o suicidio asistido

Para muchos la vida es el regalo más preciado que Dios puede nos puede dar, por lo que a lo largo del camino se van presentando circunstancias que le van dando color, muchas veces blancos, grises y hasta negros, pero depende de la esencia de cada persona de cómo afrontar una enfermedad terminal con la esperanza de seguir viviendo o ponerle fin a la vida de una manera u otra.

En los últimos años, se ha presentado en cinco oportunidades  proyectos para despenalizar la eutanasia en Chile pero ninguno ha sido materializado. Muchas han sido las causas, ya que es un tema controversial que pone en la mesa las concepciones filosóficas y religiosas  de la existencia de cada ser humano.

Para la Real Academia Española (RAE), la Eutanasia es la “acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consentimiento o sin él”. Un segundo significado, también de la RAE es el de “muerte sin sufrimiento físico”. Y según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Chile son más de 60 mil personas las que requieren tratamiento paliativos, sin embargo, bajo las Garantías Explicitas en Salud (GES),este tipo de procedimientos solo se les garantiza a quienes padecen alguna enfermedad de tipo oncológica.

Ahora bien, la primera vez que se presentó un proyecto de ley sobre el tema lo lideró el diputado Vlado Mirosevic en el año 2014, pero no obtuvo ningún resultado hasta la fecha que se ha avanzado en algunas consideraciones de la legislación.

Pero antes de esto, en los años siguientes a la primera presentación se conocieron casos como el de Valentina Maureira,  Manuel Almeida y  Paula Díaz, quienes habían solicitado la eutanasia, pero fallecieron esperando respuestas positivas para tener “una muerte digna”.

Hoy día se han retomado las discusiones de este polémico hecho, que en países como Holanda, Argentina y Colombia ya son Ley, pero que aún en Chile existentes algunas reservas sobre el propósito del mismo, y que ponen en tela de juicio los ideales de cada persona.

Al respecto, Mirosevic puntualizó que es un tema complicado ya que pueden existir posiciones distintas en la familia del paciente, pero en relación a la solicitud solo la puede realizar el afectado y cumpliendo con una serie de requisitos que se explican a continuación: 

 

El parlamentario insistió que el proyecto pretende reconocer la voluntad del paciente ante el sufrimiento que le causa una enfermedad incurable. “Un equipo médico determinará que está en un proceso terminal y el estado no los puede obligar a seguir viviendo así”, afirmó.

Agregó el diputado que en el caso de que la persona ya no se encuentre en condiciones mentales para tomar esta determinación, y ya se sabía que esto podía pasar, el paciente podrá dejar estipulado su voluntad ante un notario.

Por su parte, Nicolás Noman, diputado de Atacama, señaló que hay diferencia que hay que tomar en cuenta con respecto a este proyecto debido a que “una cosa es la ley de eutanasia y otra, el suicidio asistido”.

LA IGLESIA

Al buscar la opinión de la iglesia respecto al tema, Alex Vigueras, párroco de la Parroquia Espíritu Santo de Diego de Almagro, aseguró que la iglesia siempre ha sido clara a referirse a este tema y oponerse a la eutanasia.

“Yo creo que lo que está de fondo yo creo que lo que está de fondo es una mirada de nuestra sociedad en que el ser humano quiere como tener control de su vida y de toda las instancias de su vida, las personas no soportan que algunas experiencias escapen de su control; En ese sentido, ese control de la vida, de aquel que está sufriendo alguna enfermedad incurable, difícil, dolorosa, esto de la capacidad de disponer de la propia vida va entrando en esa cultura”, puntualizó.

El padre Vigueras recordó que muchas veces ha acompañado a los feligreses en el proceso de la muerte de sus seres queridos, y en ningún momento pasa por la mente de ellos tomar esa decisión. “A mí me toca acompañar gente que acompaña a sus seres queridos moribundos y que a veces se retuercen del dolor por meses, años y lo que piensan es en pasar sus últimos días con ellos”, recalcó.

La vida está en manos de Dios y hay cosas de las cuales los seres humanos no podemos disponer. “De alguna manera, esa imagen que reza en el Génesis, en ese límite que se le  pone al ser humano del árbol del conocimiento del bien y el mal tiene que ver con  eso, aceptar que hay dimensiones que no están en nuestro control, que nos superan, que son trascendentes y dentro de esas esta la vida humana”. 

El párroco de la iglesia explicó que “la unción de los enfermos es un sacramento que tenemos que aprender a tomar conciencia, ya que durante mucho tiempo se pensó que era para el final de la vida, y no es así, es un sacramento para pedir por la salud y recuperación de los enfermos”.

Finalmente en relación al tema todavía falta mucho por debatir, en los próximos meses se seguirá discutiendo en el congreso lo positivo y lo negativo de la eutanasia, pero en definitiva lo que sí hay que tener presente es que el tren de la vida solo pasa una vez, y hay que aprender a batallar sin importar los tropiezos en el camino.

Noticias AnterioresSiguientes Noticias

1 Comment

  1. Siempre Chile, nuestro país-isla, aislado por situaciones geomorfológicas, irá a la zaga de los demás países porque hasta en eso nos cuidamos del qué dirán, ejemplos la historia lo ha demostrado, como el divorcio (lo contrario a la esclavitud de convivencia y violaciones legales permisivas).
    Cada uno de nosotros optamos por la vida donde, cuando y con quien queramos; nadie nos va ha imponer sus pensamientos por sobre los nuestros. Todos deseamos una muerte digna, TODOS. Creo, sin temor a errar, que todos deseamos morir sin sufrimiento, ni siquiera un masoquista ya que busca placer en el dolor, no sufrimiento.
    ¿¡O acaso alguien me puede afirmar que sí le gustaría morir con sufrimiento!?
    Somos egoístas. Pero nuestra vida es limitada; nuestro pasar por este planeta tiene caducidad, no es un viaje eterno; que no sabemos cuando se nos termina el viaje, es otra cosa. Y a causa de ese egoísmo propio de nuestra cultura e idiosincrasia, es que queremos que nuestros seres queridos jamás partan, se vayan o simplemente perezca.
    Todos los adultos en algún momento de nuestras vidas nos hemos encontrado con un ser querido o querido para alguien que nos importe, que haya estado con una enfermedad incurable, terminal o simplemente pronto a morir y con dolores insoportables; que, si bien no deseamos su pronta muerte, sí la pensamos internamente; aceptémoslo.
    Pero al derecho de la persona y la voluntad de la Ley, si es aprobada, se encontrará con el sólido muro de “la ética de conciencia”

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

wpnull24.com ~ www.canlitvtr.net ~ www.ankarabugun.org ~ izmir escort ~
escort99.com