Cerrar

COVID-19: ¿Afectó a la pequeña minería de la Región de Atacama?

En el contexto de la emergencia sanitaria por el Covid-19, académicos de la UDA y distintos actores relevantes en la minería analizan el contexto actual y cómo visualizan el futuro, una vez la crisis del coronavirus sea superada.

El inicio de 2020 el área minería a nivel nacional se visualizaba de manera positiva gracias al anuncio de importantes proyectos, tales como Infraestructura Complementaria de Minera Los Pelambres (INCO), Quebrada Blanca Fase 2 de la empresa canadiense Teck, además de la aprobación del proyecto de oro y plata Salares Norte, del directorio del Gold Fields, y el reinicio de las operaciones de la mina La Coipa, por la empresa Kinross, ambos últimos en la región de Atacama.

Sin embargo, el brote del coronavirus que se extendió por todo el mundo, calificado como pandemia global por la Organización Mundial de Salud, transformó el panorama para todo el mundo, incluido Chile. En este sentido, diferentes sectores han tomado medidas para enfrentar el coronavirus, siendo la industria minera una de ellas, provocando la disminución de sus dotaciones en faenas y oficinas. Es por ello, que conversamos con académicos de la Universidad de Atacama y distintos actores relevantes en la pequeña minería, tanto en el plano regional como nacional, para conocer su visión respecto al contexto actual. 

REALIDAD ACTUAL 

El Seremi de Minería Atacama, Cristian Alvayai, evaluó la producción actual, respecto al año 2019, afirmando que “de acuerdo a la Empresa Nacional de Minería (ENAMI), entre enero y abril de 2020 se produjeron 353.091 toneladas de cobre. En el mismo periodo de 2019 la producción alcanzó las 308.539, lo que significa un incremento de 14,4%. En la práctica, este sector no ha sido afectado fuertemente por la contingencia actual, lo que ha significado que los productores mineros siguen abasteciendo de mineral a las plantas de ENAMI”.

Asimismo, Diego Hernández, presidente de SONAMI, expresó que “la minería, sin descuidar la salud de los trabajadores y sus familias, ha abrazado el compromiso de mantener sus operaciones en esta situación que producto de la emergencia sanitaria, vive el país. En este sentido, es especialmente importante la pequeña minería por su efecto multiplicador en la economía de pequeñas localidades donde, sin duda, es la principal actividad. Es así como el abastecimiento a las plantas de beneficio de la Empresa Nacional de Minería durante el primer trimestre de este año creció en un 27%, en finos de cobre, y un 38% en finos de oro. No tenemos cifras para la pequeña minería no metálica, pero, al no contar con un poder de compra como el de ENAMI, su situación es más delicada”.

En este escenario que se ve inserto el desarrollo de la minería, el académico del Departamento de Ingeniería Comercial de la Universidad de Atacama, M.A. in Economics, Felipe Salce Díaz, menciona que en modo general “el efecto directo ha sido la disminución de la demanda de cobre, sobre todo la internacional. Esto debido a que los gobiernos han debido redirigir sus fondos para atender la situación de emergencia sanitaria, y todos los problemas que ello conlleva, desempleo, reducción de ingresos, aumento de personal médico, etc”.

Por otra parte, declaró que “debido a que la pequeña minería y la minería artesanal no cuentan con el respaldo financiero de grandes multinacionales, el golpe es aún más fuerte para ellos si no reciben ayuda por parte de organismos públicos como ENAMI. Por dar un ejemplo, ya a principios de abril se estaba estudiando una reducción de la producción por parte de algunas compañías mineras, lo que implica paralización de proyectos, disminución de producción y reducción de personal, medidas que ya se han estado llevando a cabo según la Cámara Minera de Chile”.

APOYO A LA PEQUEÑA MINERÍA

En tanto, Felipe Carrasco, Gerente de la Gerencia de Fomento y Minería de la Empresa Nacional de Minería (ENAMI), señaló que el mayor impacto que ha visto la pequeña minería y la minería artesanal, producto del COVID-19 es la baja en el precio del cobre dada la incertidumbre internacional y el menor consumo del recurso a nivel mundial. Sin embargo, afirmó que “el Fondo de Estabilización del Precio del Cobre para la Pequeña Minería está operando, lo que significa que la tarifa que paga ENAMI a los productores es el precio promedio del mes más 30 centavos. Es decir, la tarifa que está percibiendo el pequeño minero, por la venta de sus minerales, es de alrededor 265 centavos la libra, permitiendo amortiguar el efecto del Coronavirus. Pero también, se suma un alza importante en el precio del dólar, que indudablemente ayuda a mejorar el precio que el minero obtiene por la venta de sus minerales por la conversión dólar/peso”. 

También, la Empresa Nacional de Minería, ENAMI anunció que, a partir del lunes 23 de marzo, comenzaría a entregar un anticipo especial de 50% a todos los productores de cobre (óxido y sulfuro) al momento de la entrega de sus lotes y el pago se complementaría con un segundo anticipo adicional de 40% de la liquidación del lote al cabo de los 12 días si el análisis de la muestra no arroja resultado de ley. Asimismo, los productores de oro también recibirán un anticipo del 50% de la liquidación de su lote, más un 25% adicional a los 12 días sin resultado de leyes.

Mientras el presidente de SONAMI, Diego Hernández, dijo que “la pequeña minería cuenta con un Fondo de Sustentación que la protege en caso de una baja en el precio del cobre. Sin embargo, la duración de la pandemia y la probabilidad de que continúe extendiéndose a otras regiones, pudiendo detener la operación de algunos productores, viene a revelar una debilidad del sector que dice relación con el acceso al crédito. No todos los pequeños mineros son sujetos de crédito para los bancos, lo que no les permitiría acceder a los beneficios que, con motivo de la emergencia sanitaria, el gobierno ha otorgado con la garantía del FOGAPE. Ya le hemos solicitado a la autoridad que, en esta emergencia, la ENAMI actúe como intermediador financiero ante el FOGAPE y de esa manera facilitar el acceso a esos beneficios a los pequeños mineros”.

CONTINUIDAD DE SERVICIO      

El Gerente de la Gerencia de Fomento y Minería de ENAMI, explicó que “gracias al esfuerzo y compromiso de todos los trabajadores de ENAMI, hemos mantenido sin inconvenientes la recepción de mineral, liquidación y pago a los productores mineros, como asimismo, la asistencia en materia de fomento, además de la continuidad operacional de las plantas y fundición, por lo que desde ENAMI hemos mantenido una continuidad para no afectar a los productores mineros ni a sus familias”.

Paralelamente aseguró que “desde marzo iniciamos dos nuevos instrumentos de Fomento, el de Reactivación de Faenas Mineras y el de Apoyo a la Producción. El primero tiene por finalidad entregar un apoyo para la reactivación de faenas mineras por hasta US$ 35 mil, lo que permite que minas que estén detenidas vuelvan a operar. Y el segundo, permite apoyar las operaciones de los productores minero hasta US$ 5 mil, para que puedan solucionar problemas menores e inmediatos y evitar que se transformen en problemas mayores a futuros”.

“Ambos instrumentos, en este escenario de emergencia sanitaria, nos han servido como una disposición para que el sector pueda acceder a recursos que permitan mantener su funcionamiento e iniciar operaciones en minas paralizadas. Esto se une, además, a la cartera de instrumentos de Fomento que tenemos, entre ellos el reconocimiento de Recursos y Reservas y el Apoyo a la Producción Segura, que son instrumentos sumamente potentes. Además de toda la línea de créditos con la que cuenta ENAMI para la pequeña minería”, agregó Felipe Carrasco. 

MEDIDAS

Respecto a las medidas presentadas por ENAMI, el docente Felipe Salce, dijo que “si bien es cierto que se han tomado medidas para apoyar a la pequeña minería, entre ellas la activación del fondo de estabilización del precio del cobre, lo cual ayudará a la pequeña minería a sobrellevar este mal ciclo. Afirmar que la pequeña minería es la menos afectada es complicado, puesto que, si bien pueden recibir ayuda estatal por parte de ENAMI, esta ayuda no puede ser eterna debido a que los fondos son públicos y muy limitados. No obstante, creo que son medidas económicas van en el camino correcto en el sentido que son fondos económicos que ayudarán a las empresas mineras. Entre ambos programas suman US$40.000, poco más de $33 millones. Sin embargo, no hay que olvidar que son fondos a los que se deben postular y no serán para todos”.

En este sentido, mencionó que “si bien estoy de acuerdo en que se pueda ayudar a las empresas mineras más afectadas, creo que la ayuda y los fondos deberían estar dirigidos a poder mantener los puestos de trabajo más que la producción en sí misma, esto debido a la tendencia a la baja de la demanda y el precio del cobre. Una vez que haya mayor seguridad que la economía global comienza a reactivarse, podrían surgir apoyos para volver a las actividades mineras, aprovechando la tendencia al alza del precio”.

Afirmando que, “para la más pequeña minería o incluso la minería artesanal esto no correría tanto y ahí tendría que ser fondos monetarios directos como el fondo para la estabilización de precios y mantenimiento de producción. Quizás la ayuda que necesitan es básicamente dinero para que ellos puedan pasar este mal momento, por ejemplo, si tienen deudas que se pueden aplazar con el tiempo, que se puedan repactar sin aumentar los intereses, eso podría ser una medida más directa para los pequeños mineros y además que el poco flujo que hay que no tengan que gastarlos en créditos que fueron pedidos con anterioridad”.

Por otro lado, el académico Hugo Olmos, manifestó que “ENAMI apoya a la actividad de la Pequeña Minería con el fondo de estabilización y se puede decir que es la menos afectada en este tema. Sin embargo, debemos observar que el riesgo económico que enfrentan los Pequeños Mineros es bastante grande, toda vez que deben pasar casi toda su vida en una etapa de exploración de sus recursos, debido a que no poseen los elementos técnicos claves para poder desarrollar un Reconocimiento de sus Recursos minerales”.

“ENAMI ha hecho lo suficiente para apoyar la Pequeña y Mediana Minería de acuerdo a su función, quizás falta que los pequeños empresarios mineros entiendan que un reconocimiento a través de sondajes es la mejor opción con el propósito de generar un Plan de Producción estable en el tiempo. Al minero le gusta desarrollar laboreos subterráneos pensando que puede encontrar un depósito mineral que logre estabilizarlo económicamente, pero esto no ocurre tan a menudo, explicó el docente.

ASOCIACIONES MINERAS 

Por parte del Presidente de la Asociación Minera de Copiapó, Eduardo Catalano, aseguró que como pequeños mineros no han sido perjudicados por el coronavirus, ya que cumplen las recomendaciones para prevenir el contagio. Además, afirmó que “ENAMI ha recibido los minerales igual que siempre, hemos recibido los anticipos y las liquidaciones que corresponde, lo único que nos ha molestado un poco es el atrasado en las leyes, pero esto se debe a que ENAMI ha tomado precauciones en los laboratorios y se trabajan 3 días a la semana solamente, para que la gente no se contagie. Entonces nosotros de qué vamos a recibir ayuda si a nosotros en la actualidad no nos ha perjudicado”.

En relación a los beneficios que ofrece el Gobierno sostuvo que “esas medidas del banco son medidas para las personas que los ha perjudicado el coronavirus y no reciben un peso por nada, nosotros seguimos trabajando normal. Ahora que algunos nosotros tenemos muchos problemas económicos claro, pero siempre lo hemos tenido. Antes del coronavirus teníamos varios problemas contractuales, pero después del coronavirus tenemos exactamente los mismos problemas. No hay ningún mineral que no haya sido entregado a la ENAMI por culpa del coronavirus, lo otro me parece aprovecharse de alguna circunstancia, este no es el momento para decir que va a ser el estado por mí, sino que voy a hacer yo por un Estado como sector”.

Paralelamente, el presidente de la Asociación Minera del Salado, Humberto Esquivel Cofré, declaró que “el efecto de parte de los mineros ha implicado solamente una lentitud, específicamente en el protocolo de pagos y leyes, ya que siguen trabajando “casi normal”. Agregando que “el fondo de estabilización lo estamos ocupando más ahora por los bajos valores del cobre, ahora igual hay una preocupación porque ese fondo es como un tipo de crédito, que tenemos que pagarlo cuando el cobre suba. Por el momento estamos relativamente normal”.

No obstante, enfatizó que “ENAMI ha re anunciado lo que ya teníamos, porque nos dice que nos va a dar el 50% de los anticipos, eso siempre se ha hecho, nos ha dicho que si las leyes se demoran un poco más nos va a dar otro sobre anticipo, anunciaron cosas que ya estaban. En el tema de instrumentos de fomento que ellos anuncian también estaban de antes, por lo tanto, no nos han ayudado en nada, porque las condiciones para adaptar esos créditos son absolutamente las mismas, no estar en Dicom, no deber IVA. Solamente se agradece que ellos han seguido funcionando y nos han seguido recibiendo los minerales”.

En relación a la evolución respecto al futuro, el presidente de la Asociación Minera del Salado dijo que “nosotros pensamos que cuando este pase, si es que no se demora tanto y cuando repunte el precio internacional, deberíamos mantenernos o subir. Debería haber buenas proyecciones, hay algunos anuncios por intermedio de ENAMI, en ampliar la compra de minerales, yo lo vislumbro bien”.

PEQUEÑOS MINEROS 

El Presidente de la Asociación Minera de Pirquineros de Tierra Amarilla, Joel Carrizo Díaz, enfatizó que “la pequeña minería con efecto de la pandemia ha sido disminuida en su producción, el pequeño minero por efecto de la cuarentena y por el rango etario de los mineros que es alto, casi de 60 años en promedio, han estado más preocupados de no contagiarse y el pequeño minero tiene que hacer muchas cosas in situ, no domina lo que es correo electrónico, redes sociales, eso le perjudica en el quehacer diario”. 

En relación a los beneficios anunciados, expresó que “ENAMI tiene los programas de mecanismos de beneficios, pero son los mismos que todos los años, y de acuerdo a las medidas que el gobierno ha implementado, no pensamos en esos créditos bancarios con cero costos de interés porque el minero no es bancarizado, además no debes tener deudas tributarias, ni deudas de cotizaciones provisionales, sumado a que los mineros no poseen contrato de trabajo porque son independientes, entonces no cumplimos los requisitos”.

En contraparte, destacó que “los pequeños mineros van a llegar a salvar la situación de Atacama, porque es una actividad generadora de recursos y servicios, además el recurso que produce la pequeña minería queda en la zona donde se produce. Ahora esta actividad va a venir a sostener la economía local. El desafío es grande, nosotros con una pequeña recuperación del cobre nos proyectamos y seguimos trabajando”.

Finalmente, el presidente de la Asociación Minera Inca de Oro, José Araya, enfatizó que “en rigor todavía no ha surgido efectos en la pequeña minería, incluso este mes la producción ha aumentado un 12% en comparación con el año anterior a esta misma fecha”.

“El desafío si no empezamos a actuar hoy día, nos va a pasar por encima. Con respecto al oro, se va a pasar los precios fantásticos que tiene, tenemos que implementar medidas. La pequeña minería es el único estamento de la minería que no tiene curriculum, entonces llega toda la gente que tiene problema, ya sea con Dicom o con diferentes cosas, entonces eso el gobierno tiene que tenerlo claro hoy día, porque la cesantía de esta región va a superar con creces los dos dígitos. Y todos los pueblos de Atacama viven de la minería, aquí no hay ningún otro pueblo que no se sustente de esto. Entonces debemos tratar de implementar medidas para que no decaiga”, concluyó José Araya.

PROYECCIÓN FUTURO 

Respecto al escenario futuro de la pequeña minería, el académico Salce, afirmó que “la evaluación económica es compleja, puesto que ya desde fines del año 2019, hubo acontecimientos que afectaron seriamente el normal funcionamiento de las actividades económicas en el país, y que llegaron a alcanzar al sector minero. Hoy en situación de pandemia, ya se han visto operaciones y proyectos suspendidos temporalmente (…) Hay que estar atentos, porque estas proyecciones van a variar en el tiempo. Mientras más dure la crisis sanitaria a nivel mundial, y mientras más tarde la economía mundial general en reponerse, el golpe económico para los pequeños mineros será más grande, y costará más reponerse”.

No obstante, el docente de la UDA, Hugo Olmos enfatizó que a pesar de que la Pandemia del Covid-19 no nos dejará tan fácilmente “La minería va a seguir siendo un sustento potente para la economía regional y creo que crecerá con mayor razón. Aquellos empresarios que cuiden a su personal del contagio, podrán mantener activa la minería en su segmento. Deben mantener protocolos claros y autoritarios para lograr cuidar a su personal”.

Desde otra perspectiva, el Gerente de la Gerencia de Fomento y Minería de ENAMI, Felipe Carrasco, declaró que “en un escenario de incertidumbre y de cambios constantes, es difícil hacer una proyección, pero si podemos sostener una planificación futura en base a lo que han sido estos dos meses de pandemia, ante lo cual, gracias al trabajo de cada uno de los trabajadores de ENAMI, velando siempre por su integridad y salud, hemos podido mantener las operaciones para asegurar a los productores minero la normalidad que necesitan para que puedan seguir trabajando en sus faenas, todos quienes trabajamos en ENAMI sabemos la dependen de su labor, no solo en Atacama, sino también a lo largo del país”.

AUTORIDADES

En tanto, el presidente de SONAMI, Diego Hernández, enfatizó que “la pequeña minería ha demostrado ser resiliente frente a las situaciones difíciles que le ha tocado sufrir y, si se le dan apoyos para superar los efectos transitorios que está pandemia pueda traer, podrá levantarse con fuerza y continuar aportando a las economías locales donde es un motor de crecimiento. Los principales desafíos tienen relación con disponer de procesos para el beneficio de minerales de oro y la disponibilidad de propiedad minera fresca. En esta línea, implementar el convenio firmado por el Ministerio de Minería, la ENAMI y las grandes empresas permitiría a los pequeños mineros acceder a puntos que, no siendo de interés de las empresas grandes, son económicamente rentables a pequeña escala”.

Por último, el Seremi de Minería, Cristian Alvayai, manifestó que se proyecta un escenario favorable para el sector de la pequeña minería y minería artesanal, “ya que para el presente este año 2020 se contará con una inversión, que asciende a $3.900 millones de pesos, y que  corresponden a la ejecución de cinco programas de fomento a la pequeña minería, de los cuales dos de ellos se encuentran actualmente en proceso de postulación, como es el programa PAMMA y el programa FNDR  de Normalización de Faenas Mineras. En los próximos meses se dará inicio a tres nuevos programas que consisten en entrega de equipamiento minero, financiamiento para labores de metros y la asistencia técnica provincial con financiamiento para proyectos de innovación para faenas y plantas mineras, beneficios a los podrán postular los productores mineros de la región”.

 

Fuente: UDA

Abrir Chat
Hola somos Nostálgica.cl, envíenos su mensaje
scroll to top