Cerrar

“Vivía para ayudar”: los recuerdos que dejó la cuequera asesinada a sangre fría en Santiago

Su pasión era la cueca. Así describió María José a su hermana,Luisa Aguilar, quien la madrugada del sábado pasado murió asesinada en las calles de Santiago.

El hecho se dio en la intersección de Matta con Carmen, cuando Luisa salía de El Club de la Cueca en dirección a un paradero. “Ella andaba sola, estaba esperando a unas amigas para irse”, contó María José a Las Últimas Noticias.

Según los antecedentes policiales, allí se encontró con el ecuatoriano Bryan Ariel Carriel Maridueña, de 22 años, quien la acuchilló durante un aparente intento de asalto. La mujer murió en el lugar.

Luisa, de 34 años, era conocida en el ambiente de la cueca. De hecho, vivía en Paine y solía viajar hacia Santiago para participar de encuentros sobre el baile nacional.

“Al vivir en Paine hemos estado siempre ligados a los caballos, -a las tradiciones más chilenas. Desde chicos fuimos a clases de cueca y después se enamoró de la cueca chora“, relató.

A nivel profesional, Luisa era sicóloga de la Universidad de Chile, tras lo cual se fue al extranjero para pasar dos periodos de working holiday en Australia y Nueva Zelandia. Luego, estudió un magíster en políticas públicas en la universidad australiana de Queensland.

Hasta su muerte, trabajó como docente del ramo de Fundamentos de la Investigación en la Universidad de O’Higgins en Rancagua, ciudad hasta la que viajaba cada día para cumplir con sus labores.

El dolor

En un principio, para la familia fue devastador lo ocurrido con Luisa.

“El primer día, el sábado, fue devastador. Teníamos mucha pena. No entendíamos por qué la Luisa, si ella siempre trabajó por darle una mejor calidad de vida a la gente con más necesidades. Ella entendía que la maldad venía desde la ignorancia, creía en la bondad de las personas, creía que las injusticias sociales tenían ver más con la delincuencia que con la maldad”, contó María José.

Sin embargo, su último adiós fue una fiesta. “No hicimos un funeral. Hicimos una celebración a la vida. Vino mucha gente a Paine, a la casa donde ella se crió, yo creo que llegaron alrededor de 700 personas. Grupos tocando cuecas choras, celebrando, felices. Fue maravilloso”, relató a LUN.

María José contó que no tienen odio contra el imputado contra el homicidio, porque entienden que se trata de alguien que no tuvo las mismas oportunidades que ellos.

“La Luisa respiraba cueca, pero también vivía para ayudar a los demás”, recordó.

 ESTE ARTÍCULO DESCRIBE UN PROCESO JUDICIAL EN CURSO
Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.
(Artículo 04 del Código Procesal Penal)
Fuente: BioBioChile

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

0 Comments
scroll to top