Cerrar

Uso de iluminación inteligente: la mejor forma para terminar con la contaminación lumínica

Cuando hablamos de contaminación, lo primero que podría venirnos a la cabeza es océanos llenos de basura o aire irrespirable provocado por emisión de gases. Sin embargo, existe otro tipo que, a pesar de ser un problema global que nos acompaña día a día, muchas veces no somos conscientes de ella: la contaminación lumínica.

Muchas veces hemos mirado al cielo y no hemos podido distinguir las estrellas, privándonos de un cielo puro. Pues bien, la contaminación lumínica es la alteración de la oscuridad natural de la noche que se produce por la luz innecesaria, poco adecuada o mal aprovechada. Se genera principalmente por la mala calidad del alumbrado exterior de nuestras ciudades, ya que estos en vez de enviar la luz hacia el suelo, la envían hacia el cielo, provocando así un desperdicio de luz, dinero, daño al hábitat de animales nocturnos  y de los seres vivos en general.

En Chile, se ha intentado trabajar en esta materia desde el punto de vista legislativo. Es por esto que un grupo de diputados de Atacama y Coquimbo presentaron un proyecto que modifica la Ley 19.300 sobre las Bases Generales del Medio Ambiente, para que se incorporara la contaminación lumínica como un tema prioritario.

El objetivo de este proyecto es reducir la emisión de luz y aplicarla de forma inteligente, es decir, no se trata de eliminar la iluminación, sino aprender a usarla de forma eficiente e inteligente.

Pero también existen distintos tipos de soluciones para acabar con la contaminación lumínica. Una de ellas es mejorar las luminarias exteriores, orientando la luz de los faroles hacia abajo y cubrirlas con pantallas por arriba y costados para evitar el desperdicio de luz. Otra forma es evitar la sobreiluminación de espacios con poco uso.

¿Y qué pasa con la luz interior?: uso de cortinas y persianas

Otra forma de contribuir a eliminar la contaminación lumínica es evitar la pérdida de luz en los espacios interiores, puesto que la luz que se emite dentro también afecta a este tipo de contaminación. Una manera de evitar esto es el uso de cortinas y persianas para evitar la fuga de luz y aprovecharla de manera eficiente.

En Chile, una de las empresas líderes en materia de cortinas y persianas es Hunter Douglas, empresa que, además, utiliza energías limpias y procesos sustentables para desarrollar sus productos.

Esta empresa es líder mundial en cortinas y persianas, cuenta con 157 compañías con 64 plantas productivas y 93 ensambladoras, posicionándose en más de 100 países.

“Contamos con una cantidad variada de cortinas y persianas que se adaptan a las necesidades de espacios y climas que se requieran. Son productos innovadores, exclusivos y tecnológicos que ayudan, además, a evitar la fuga de luz y mantenerla al interior, contribuyendo a disminuir la contaminación lumínica”, señaló Francisco Urrutia, Gerente de la División WCP en Hunter Douglas Chile, agregando que “como empresa adquirimos un compromiso con la protección del medio ambiente, por lo que siempre estamos creando alternativas que nos permitan aportar en la sustentabilidad y en el cuidado del planeta”.

Uno de los productos que destaca son las cortinas blackoutDuette, que posee una estructura de panal que otorga aislación térmica y absorción acústica, entregando una gran eficiencia energética, permitiendo además una importante reducción de la pérdida de energía.

Esperamos que más empresas se sumen a terminar con la contaminación lumínica.

 

Fuente: Smartpress

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

0 Comments
scroll to top