Cerrar

Una enfermera sobrevive a la explosión de Beirut y salva a tres bebés recién nacidos

La onda expansiva la dejó inconsciente en la sala de maternidad y cuando se despertó, cogió a los bebés y los puso a salvo con una entereza asombrosa.

Cuando Beirut saltó por los aires en la noche del pasado lunes 3 de agosto, el fotógrafo Bilal Jawich se encontraba en su casa, a las afueras de la capital del Líbano. Su instinto le llevó a seguir el humo hasta el puerto, el epicentro de la tragedia, y ahí se encontró escenas desgarradoras. Una de ellas, la de una enfermera salvando a tres recién nacidos en el hospital Al Roum, se ha hecho viral.

El fotógrafo ha explicado a la CNN que se quedó “asombrado cuando vi a la enfermera cargando con tres recién nacidos. Noté su calma, que contrastaba con la atmósfera circundante a solo un metro de distancia”. A su lado había decenas de personas heridas y varios muertos producto de la onda expansiva de la explosión.

Pero, a pesar de la tragedia que se estaba viviendo alrededor de ella, Bilal Jawich fue capaz de ver algo especial en la sanitaria: “La enfermera parecía poseer una fuerza oculta que le daba autocontrol y la capacidad de salvar a esos niños. Hay personas que destacan en medio de circunstancias violentas, oscuras y malvadas y esta enfermera estuvo a la altura”.

Una situación dramática

El fotógrafo pudo hablar con la enfermera sobre lo sucedido. Su relato es una prueba más de la tragedia que asoló Beirut y que pudo haber sido de consecuencias aún más catastróficas. Se encontraba en la sala de maternidad en el momento de la explosión y la onda expansiva la dejó inconsciente. Cuando recuperó el sentido “se encontró cargando a estos tres niños”.

La explosión que ha destrozado la ciudad arrasó con el 80 por ciento del hospital: la mitad del equipamiento médico ha quedado dañado

La enfermera y los tres bebés pudieron sobrevivir, pero no así otras muchas personas que había en el hospital en el momento de la explosión. El director de situaciones de emergencia del Al Roum, George Saad, confirmó que han fallecido 18 personas (12 pacientes, dos visitantes y cuatro enfermeras), mientras que otras dos permanecen en situación crítica.

Y tan dramático como esas cifras es que el 80% del hospital y la mitad de los equipos médicos han resultado dañados y no pueden utilizarse con los miles de heridos que hay en toda la ciudad y que han colapsado todos los centros de salud de la capital de Líbano. Los tres niños rescatados que aparecen en la fotografía, así como sus madres, fueron trasladados a otro hospital y todos se encuentran en buen estado.

FUENTE: ELCONFIDENCIAL.COM

Abrir Chat
Hola somos Nostálgica.cl, envíenos su mensaje
scroll to top