Cerrar

Su Helen Galaz, la defensora de la “Roja” femenina que vio en el fútbol una vía de escape

El 17 de octubre del 2010, Everton caía de manera agónica en la Copa Libertadores femenina ante Santos, con un gol de tiro libre al último minuto. En aquel cuadro ruletero, despuntaba la hoy arquera del París Saint Germain, Christiane Endler, y empezaba a hacer sus primeras armas una zaguera titular de la “Roja”, Su Helen Galaz.
Galaz, oriunda de Algarrobo, ha tenido una carrera meteórica. Actualmente en el Zaragoza de España, la defensora es parte de la nómina que el técnico José Letelier dispuso para la selección chilena en lo que será el Mundial de Francia.
La oportunidad llena de orgullo a la futbolista. Y es que para ella nada ha sido fácil. Ha tenido diversos problemas, pero no la han derribado. Ha luchado, y ahora todos sus esfuerzos le traen réditos. Aquí parte de su historia.

Sus inicios en el fútbol

La infancia de Su Helen fue movida. De allá para acá. Su familia por parte de padre es de Algarrobo, localidad de la Región de Valparaíso, mientras que su madre de Santiago, de la comuna de Peñalolén.
“En Santiago vivía al frente de una cancha de baby fútbol, entonces ahí jugaba con mis amigos. Casi siempre era yo sola con los hombres. De hecho, jugaba con mi hermano y siempre lo molestaban a él: ‘tu hermana es mejor’, le decían”, cuenta Galaz a Emol.
Y sí. Su carrera empezó a despuntar a temprana edad. La defensora se desempeñaba también en una escuela de fútbol mixta, en Algarrobo. Los partidos eran los domingos, por lo que viajaba los viernes y volvía después de jugar, para el lunes ir al colegio.
En esos tiempos, el fútbol femenino aún no era bien visto, pero poco le importó. Con apenas 15 años, llegó a una selección chilena Sub 17. Un vecino, quien era utilero en la ANFP, le avisó de una prueba masiva y ella no lo dudó. Y quedó.
De ahí, solo buenas experiencias. Jugó en Provincial Osorno en Santiago antes de arribar en 2009 a Everton. En 2010, con 18 años, fue finalista de la Libertadores jugando como titular y de lateral por derecha. Un gol en el último minuto les aguó la fiesta. Pero ella lo recuerda con nostalgia.
“Jugamos a estadio lleno, en Santos. Perdimos la final al último minuto, pero hubo momentos en el que el estadio estaba lleno de brasileños que cantaban y cantaban, pero cuando nosotras empezamos a tener el balón, ellos se callaron. Un equipo brasileño ante nosotras, uno chileno. Y tenían miedo”, narra la defensora.
Después, en 2013, la rama femenina del cuadro viñamarino desaparece (volvió este 2019) y Galaz tiene que hacer las maletas. Santiago Morning fue su destino, antes de en 2018, fichar en Zaragoza y tener su primera experiencia internacional, con 26 años.

Las dificultades

En una entrevista que Galaz dio a Telemundo Deportes, reconoció que en su infancia “me juntaba con muchos amigos que eran drogadictos. Varios de ellos están privados de libertad, y gracias al fútbol quizás yo no seguí ese camino (…) Nunca hice lo que hicieron ellos”.
Esto lo cuenta a Emol su hermano, Felipe Galaz, un año mayor que ella. “Los amigos que teníamos allá en Santiago, como era una población, todos eran ‘flaites’. Su Helen se quedó viviendo harto tiempo allá, más que yo, entonces la Su tenía su círculo consolidado, y esos eran todos bandoleros”.
“Hace poco mataron a uno en la cárcel, le quedaban dos días para salir y lo mataron. Ella con el fútbol se alejó de eso, tenía que entrenar y no estaba en la población todo el día como antes”, narra Galaz, futbolista amateur del Club Unión el Litre de Algarrobo, fundado por su abuelo.
En cuanto a esto, dice que “fue súper duro para ella. Cuando yo le conté ella quedó mal, pero la Su está en otra, dedicaba al fútbol hace años y ya no va mucho a esa población”.
Otro episodio que golpeó fuerte a la defensora de la “Roja” femenina fue la muerte de su padre, en 2015. A causa de una neumonía y falla multiorgánica por su condición de alcohólico, la noticia remeció a la jugadora.
“Mi papá era alcohólico, tomaba todos los días. Cuando estaba el club, como vivía a dos cuadras de la sede y el club tenía cantina, pasaba ahí”, cuenta Felipe.
A la que más le afectó fue a Su Helen. “A la Su le afectó más porque ella era más apegada a él. Era su regalona, no se veían mucho entonces cuando venía para acá pasaban juntos, eran súper yuntas. A ella le afectó más que a todos”.

La distancia

Su Helen Galaz está en Zaragoza desde el 2018. Es su primera experiencia en el extranjero. Y echa de menos. Pero, para su suerte, fue fichada junto con la también seleccionada, Rocío Soto.
En cuanto a la distancia, la zaguera relata que “es súper complicado. He estado lejos de mi familia, pero a hora y media y el fin de semana tomaba un bus e iba. Pero estando allá (Zaragoza), es como ‘ohhh, gracias a Dios fui con la Chio’. Una es como ‘Ohh pucha, extraño a mi familia’ y después decimos ‘Ya, pero por algo estamos acá, queremos luchar, trabajar”.
Sin dudas, en el debut ante Suecia del Mundial de Francia, Su Helen Galaz tendrá motivos de sobra para emocionarse. Le ha costado, y estar parada ahí, ante miles de personas, se lo ganó.
FUENTE EMOL

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

0 Comments
scroll to top