Cerrar

Municipio de Valparaíso y show de Año Nuevo: “No se ha analizado su suspensión”

Se acerca el fin de año y, a causa de la crisis social que atraviesa el país y las diversas manifestaciones que no cesan, ya hay municipios que han suspendido sus celebraciones de Año Nuevo para redestinar los recursos, tal y como lo han anunciado Chillán, Ñuñoa y Punta Arenas.

A esto se suman otros eventos programados para final de año, como las cumbres APEC, la COP25, la Copa Libertadores y la Teletón, además de conciertos o festivales internacionales.

Mientras que en las tres comunas que organizan la tradicional celebración de Año Nuevo en el Mar -Valparaíso, Viña del Mar y Concón-, donde se realiza un espectáculo pirotécnico que reúne a miles de visitantes, hay solicitudes para evaluar la seguridad en caso de que se decida continuar con el evento, según consignó El Mercurio de Valparaíso.

Desde el municipio de Viña del Mar, indicaron a dicho medio que se sigue trabajando para que se realice el espectáculo, pero desde Concón no hubo respuesta al respecto.

Mientras, el administrador municipal de Valparaíso, Claudio Opazo, aseguró que respecto a la celebración, “no se ha analizado su suspensión, puesto que es la oportunidad de revitalizar el comercio y turismo porteño”, donde llega casi un millón de personas, “por lo que será una buena oportunidad en el plan de reconstrucción y recuperación de Valparaíso”, agregó.

“Daño al patrimonio municipal”

Por otro lado, Opazo explicó que “existen contratos que no permiten suspender o no realizar el evento, dado que está licitado por cuatro años, lo que sería un daño al patrimonio municipal, pues habría que pagarlo de igual forma”, aunque aseguró que las municipalidades se reunirán para estudiar las medidas de seguridad del Año Nuevo en el Mar.

Y así también lo confirmó el concejal de la misma ciudad, Iván Vuskovic (PC), quién agregó que “desde el punto de vista de la recuperación de la economía para los locales chicos, no se debería cancelar nada, sino que habría que tomar medidas adicionales para la seguridad”, así como también suspender las fiestas municipales, aunque indicó que “lo peor que podría pasar es que una comuna haga el evento y la otra no”.

En opinión del concejal UDI de la misma ciudad, Carlos Bannen, aún no es tiempo para determinar la suspensión o no del evento, pero precisó que “hay que considerar que los más afectados por el vandalismo y los hechos de violencia de las últimas semanas han sido las pymes, el pequeño comercio y el turismo”.

En esa línea sostuvo que “si de antemano coartamos la única posibilidad de al menos volver a levantar el turismo y el comercio en la ciudad, terminaremos por hundir definitivamente el sector”, advirtió Bannen.

Sin embargo, el concejal manifestó que si “persisten los hechos de violencia y el estallido social, habrá que tomar decisiones complejas” en pos de la seguridad “y también como una señal de empatía por lo que está sufriendo Valparaíso, la región y el país”, agregó el UDI.

Mientras que la concejala por Viña del mar del mismo partido, Macarena Urenda, opinó que “sí se debería realizar este evento, que también forma parte de la tradición de los que vivimos aquí”, aunque precisó que “desde luego que tiene que haber medidas especiales de seguridad”, y que los ediles “tendrían que conversar porque aquí son miles de personas las que se trasladan”, desde niños a adultos mayores.

Reparos a la medida

La concejala de Viña del Mar, Laura Giannici (DC), manifestó que “los alcaldes se tienen que reunir ahora y ver estrategias y soluciones comunes para evitar que se sigan produciendo hechos lamentables” y después “pensar qué hacer ante los requerimientos urgentes de las protestas y si van a gastar en este momento tantos recursos en fuegos artificiales”, agregó.

Por su parte, el concejal de Concón, Marcial Ortiz (DC), fue más claro con su visión. Si bien detalló que la comuna ya tenía contratos firmados por los servicios, señaló que “siendo muy responsable con los acontecimientos del país, de la región y también de la comuna, el municipio debería conversar con las empresas involucradas y suspender por este año los fuegos artificiales”.

“Creo que en este momento hay que pensarlo”, dijo su par de la UDI, Adriana Marinetti, quien resaltó la importancia del tema: “Creo que son cosas que se deben conversar, ver si logramos que se haga, cuáles van a ser las medidas adicionales de seguridad para las personas y, como hay una alianza, se tendrán que reunir los alcaldes para saber qué van a hacer”, añadrió Marinetti.

 

Fuente: emol

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

0 Comments
scroll to top