Cerrar

Marcela Cubillos deja el gobierno para asumir rol en la campaña por el “rechazo”

Fue el 4 de enero pasado cuando la hasta ayer ministra de Educación, Marcela Cubillos, expresó su molestia respecto de cómo el gobierno y, principalmente, el Ministerio del Interior, venía enfrentando el orden público. En una jornada que estuvo marcada por el boicot a la rendición de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), la exsecretaria de Estado optó por no dar declaraciones, pues -a su juicio- quien debía garantizar la seguridad del proceso y dar las explicaciones era el ministro Gonzalo Blumel y no ella.

El episodio dejó en evidencia la creciente molestia que, según fuentes de su círculo, venía acumulando la exmilitante UDI, quien ayer oficializó su renuncia al gabinete del Presidente Sebastián Piñera y que será reemplazada por quien fuera su subsecretario, Raúl Figueroa.

En el entorno de Cubillos, aseguran que, además, un factor determinante para su salida del gobierno sería el rumbo por el que optó La Moneda en materia constitucional. Para Cubillos era fundamental jugar un rol activo de cara al plebiscito de abril con el objetivo de defender su posición por el “rechazo”, por lo que el llamado a prescindencia absoluta que hizo el Mandatario complicó aún más su permanencia en el gabinete.

En el gobierno señalan que la exministra le habría planteado a inicios de enero al Presidente la posibilidad de dejar su cargo para asumir un rol activo en este sentido. Otras fuentes sostienen que, incluso, Cubillos le habría pedido al jefe de Estado asumir en una cartera más política que pudiese alinearse con ese objetivo.

Ante esto, según señalan en Palacio, el Presidente le habría pedido que esperara un nuevo ajuste ministerial que, en ese momento, él contemplaba para fines de enero. Sin embargo, eso nunca ocurrió.

Así, y para evitar verse expuesta nuevamente ante un incierto inicio del año escolar, con la amenaza de marzo en la mira, la exparlamentaria optó por dar un paso al costado, decisión que le habría comunicado al Mandatario ayer, poco antes de trasladarse a La Moneda cerca del mediodía. El jefe de Estado, según algunas versiones, le habría pedido quedarse, a lo que Cubillos se habría negado.

Así, con la determinación de Cubillos sobre la mesa, a eso de las 13.40 horas, en el Salón Azul, el Presidente Piñera informó en una sorpresiva ceremonia la salida de la exsecretaria de Estado, a quien agradeció el trabajo que desempeñó tanto en el Ministerio del Medio Ambiente, a inicios del gobierno, como en el Mineduc, cartera en la que tuvo una compleja gestión.

“Quiero agradecer, reconocer y apreciar la gran labor que realizó Marcela Cubillos”, dijo el Jefe de Estado.

Y agregó: “Ella defendió lo esencial, porque la educación tiene que ser una educación de calidad, tiene que ser una educación universal y tiene que ser una educación con principios. Y estoy absolutamente convencido que entregó lo mejor de sí misma, su talento, su vocación y su compromiso a una causa tan grande y tan noble como darles una buena educación a todos nuestros niños y jóvenes”.

La exsecretaria de Estado, en tanto, valoró la oportunidad que le dio el Presidente “para trabajar por Chile estos dos años en su gobierno” y subrayó: “Lo he hecho siempre con fidelidad a mis convicciones y con lealtad con todos quienes me ha tocado interactuar para ir a avanzando en nuestro programa de gobierno y cumplir con quienes nos eligieron para gobernar”.

Asimismo, la extitular de Educación dio luces sobre su futuro. “Chile enfrenta en estos momentos definiciones fundamentales y yo tengo la decisión de asumir nuevos desafíos y ser parte activa en los debates que vienen. Son decisiones que obviamente van a afectar nuestro futuro y el de nuestros hijos y mi decisión es jugar un rol, trabajar y cooperar”, sostuvo.

Lo que se viene

Y pese a que la exministra evitó precisar cuáles son los desafíos que asumirá en esta nueva etapa, en su entorno aseguran que Cubillos tendrá un rol protagónico en la campaña por el “rechazo” de cara al referéndum de abril. Lo que aún no está claro, es desde qué plataforma la exsecretaria de Estado hará sus aportes al debate constitucional.

Incluso, fuentes del oficialismo aseguran que, en caso de que se imponga el “apruebo” en el plebiscito, la exministra podría ser candidata a una eventual convención constitucional en un cupo de la UDI. De hecho, en ese partido reconocen el interés y comentan que también han sostenido conversaciones con Cubillos para que vuelva a militar en esa colectividad.

Las mismas fuentes recuerdan que, pese a que dejó su militancia en 2013 para apoyar la candidatura presidencial de su marido, Andrés Allamand (RN), la cercanía de Cubillos con la UDI es estrecha. La exdiputada ingresó a ese partido cuando estaba en la enseñanza media y, tras el asesinato de Jaime Guzmán, recién egresada de la universidad, fue una de las personas que colaboró en la organización del archivo personal del fundador de la UDI.

En julio del año pasado, en una actividad en que la UDI lanzó su Red de Profesionales y Técnicos, la exministra recordó esa experiencia y algunas de las lecciones que aprendió del fallecido senador, entre las que destacó: “Con miedo es imposible defender nuestras ideas y es imposible ejercer un liderazgo. Y creo que aprendimos del mejor a estar en política sin miedo”.

Justamente, esa cercanía con el legado del principal impulsor de la Constitución del 80, además de su estrecha relación con Andrés Chadwick -quien participa de manera velada en el comando de Chile Vamos por el “rechazo”-, serían parte de las razones que la motivaron a dejar el gobierno.

Las lecturas

La salida de Cubillos del gabinete es vista en el gobierno como un duro golpe de la “derecha dura” a la administración de Piñera, desde donde -según reconocen en Palacio- el Presidente viene perdiendo respaldo desde el 18 de octubre. Esto, porque el carácter frontal y la cercanía de la extitular del Mineduc con el ala más dogmática de la UDI, jugaba como un guiño permanente a esos sectores. En todo caso, cercanos a ella sostienen que su molestia no es con Piñera sino que con la gestión del comité político, donde se han impuesto las visiones de Blumel y el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, ambos militantes de Evópoli.

Sin embargo, otros sectores en el gobierno leen su partida como un espaldarazo al sello del titular de Interior y un gesto a los sectores más liberales del oficialismo.

Con todo, la renuncia de Cubillos fue celebrada por distintos actores de la oposición, desde donde la calificaron como una “buena noticia”.

“Su gestión fue solo daño, y su renuncia confirma que lo que primó fueron sus aspiraciones personales y que solo utilizó el ministerio como trinchera. Y ahora, a filo del año escolar y en medio del momento que atraviesa el país, se arranca. Sale por la puerta de atrás. La irresponsabilidad la caracteriza hasta el último minuto”, sostuvo la presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara, Camila Rojas (Comunes).

Asimismo, desde el Colegio de Profesores, Mario Aguilar calificó a Cubillos como “una ministra autoritaria, prepotente, sin ninguna capacidad de diálogo. Una ministra que en todos los meses que estuvo no impulsó un solo proyecto para mejorar la educación chilena, sino que solo presentó proyectos represivos”.

 

FUENTE LA TERCERA

0 Comments
Abrir Chat
Hola somos Nostálgica.cl, envíenos su mensaje
scroll to top