Cerrar

Jadue: “al Gobierno le preocupa más la economía que la salud de las personas”

En medio de la pandemia por el coronavirus, la tensión entre los municipios y el Ministerio de Salud ha sido evidente. La política de cuarentenas del gobierno ha sido uno de los focos de tensión durante la crisis, así como también el manejo de información de pacientes contagiados por parte del ministerio.

De hecho, el jueves 58 alcaldes hicieron pública una declaración en donde criticaron el manejo de la crisis y la falta de entrega de datos por parte del Gobierno y lo llamaron a “terminar con el secretismo”.

Entre las autoridades comunales, uno de los más críticos ha sido el el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC), quien en diálogo con Aton Chileremarcó que el gobierno “parece estar más preocupado de la economía que de la salud de las personas.

-En la carta que firman 58 alcaldes hacen una severa crítica por cómo está manejando el gobierno la crisis sanitaria y expresan que hay una “resignación complaciente del ministro de Salud Jaime Mañalich y del Presidente Sebastián Piñera”. ¿A qué se refieren con “resignación complaciente”?

La declaración la hicimos porque vemos con mucha preocupación las premisas con las que está actuando el Gobierno y, especialmente, el Ministerio de Salud. Cuando Mañalich dice que los 18 millones de chilenos nos tenemos que enfermar, más que una visión de un estadista es una resignación de un gobierno que parece que no quiere detener la pandemia, sino más bien administrarla.

Pareciera ser que el gobierno quiere extender la crisis sanitaria para no tener que enfrentar ninguna discusión de las que están pendientes en el país. Así mantienen a todos inmovilizados. No compartimos la toma de decisiones del gobierno, nos aburrimos de que se nos tome como enemigos y también de los cambios de discurso de un día para otro del ministro, que está esperando que el virus se convierta en buena persona.

-En la carta, exigen que se termine con el “secretismo” y que se compartan los datos de los enfermos de Covid-19 con el sistema de salud primaria municipal. Sin embargo, el ministro Jaime Mañalich respondió que de entregar dicha información estaría cometiendo un delito.

En 30 años de democracia no recuerdo una denuncia contra un municipio por mal uso de datos privados. Cuando se escuda en este delito posible, le está mintiendo al país, porque el sistema de salud está integrado. Varios de los casos de Covid-19 que el ministro maneja se los hemos derivado del sistema primario de salud, por lo tanto, nosotros ya tenemos datos de muchos infectados de nuestra comuna y de todas las comunas de Chile.

Nadie está diciendo que los datos se hagan públicos, sino que la salud primaria, que depende de las alcaldías, debiera manejar información para poder colaborar. Y con la misma reserva que como puerta de entrada al sistema de salud manejamos todos los datos de nuestros pacientes. Tener información nos permitiría atender a la familia, ayudar con la fiscalización de las cuarentenas, hacer sanitizaciones, pero para eso el Gobierno debería entender que somos socios estratégicos en esto y no nos siguieran tratando como adversarios.

-Las cuarentenas parciales han sido un tema controvertido. ¿Qué opinión tiene de esa estrategia del Gobierno?

Nos molesta la forma en que se han tomando las decisiones respecto de las cuarentenas comunales, evitando una cuarentena general. En comunas donde se aplicó cuarentena, los casos bajaron significativamente, y donde no se aplicó, llegaron a triplicarse, como en Puente Alto.

Entonces, esta táctica de ir detrás de la enfermedad, donde se está esperando poner cuarentena solo cuando suben los casos en tal o cual comuna, no se entiende muy bien. ¿Por qué esperar a que se multipliquen los casos? Da la impresión de que el Gobierno está más preocupado de la economía que de la salud de las personas.

-¿Usted preferiría que hubiese una cuarentena general en el país?

Al menos regional… Otra cosa que nos preocupa es que el ministro cada vez que informa sobre los contagiados, deje fuera a los asintomáticos, que son la principal fuente de contagio.

-En la carta también piden que se les dote de más tests. ¿Cuántos tests de coronavirus manejan los centros de salud primarios municipales?

“A nosotros nos dan 80 tests y el protocolo para poder usarlos indica que la persona debe llegar con síntomas evidentes para poder aplicarle la prueba, no podemos desperdiciar ni uno solo.

Creemos, como municipios, que el ministerio está llevando adelante estrategias erradas, contra las evidencias mundiales que apuntan al aislamiento como principal forma de atacar el virus. Incluso el Consejo para la Transparencia hizo una crítica, muy velada, por cierto, pero crítica al fin, respecto del secretismo del gobierno en el manejo de esta emergencia.

-¿La salud primaria cuenta con recursos suficientes para enfrentar la pandemia?

La salud primaria está funcionando con el per cápita habitual, que ya es insuficiente para tiempos sin pandemia, por lo tanto, eso hace que en medio de una pandemia se esté trabajando de manera muy complicada. En Recoleta, nuestro municipio ha tratado de llevar mascarillas, indumentarias, insumos, pero son insuficientes.

No hay compresión del Gobierno de lo que viene en dos semanas más, ya que en esta temporada las enfermedades habituales -sin pandemia- colapsan el sistema. Pero el Gobierno está más preocupado de favorecer a la banca con sus leyes.

-El comercio se ha visto muy golpeado por esta crisis y ayer el Ministerio de Economía sacó un protocolo sanitario apuntando a su reapertura paulatina. ¿Qué opinión tiene?

Esto hace evidente que el Gobierno tiene una conversación mucho más fluida con los empresarios que con los alcaldes y el sistema de salud primario. Espero que esta apertura sea para negocios de barrio que funcionan con una cantidad mínima de personas, donde no se genera aglomeración, porque si abrimos los malls es probable que tengamos atochamientos y que esta crisis sanitaria, esta administración de la pandemia termine muy mal.

-El ministro de Agricultura, Antonio Walker, llamó a los alcaldes a no cerrar las ferias libres, una medida que han tomado municipios como Huechuraba. ¿Cuál es la postura de la Municipalidad de Recoleta?

Nosotros hemos sido tremendamente flexibles con las ferias libres, pero me gustaría que ellos (los comerciantes de ferias libres) también hicieran una autocrítica. Hemos repartido mascarillas, pero los feriantes no son los más colaboradores, no siguen los protocolos, nos generan problemas. Uno a veces queda con la sensación de que sólo les interesa su negocio.

-En la carta de los 58 alcaldes piden al Gobierno que establezca una “renta básica emergencia”. ¿Podría detallar de qué se trata esa propuesta?

En la mayoría de los gobiernos el esfuerzo fiscal para ayudar a la población en esta crisis ha sido con recursos frescos que van del 20% al 40% del PIB respectivo. En Chile, en cambio, el esfuerzo fiscal es entre el 6% y el 7% del PIB. Es decir, comparado con la experiencia internacional, es bastante insuficiente, y por lo mismo no llega donde tiene que llegar.

-¿Han hecho un cálculo de cuánto podría costar esta renta al Estado o es sólo una idea al vuelo?

Una renta básica de esta característica costaría cerca del 5% del PIB y se debería pagar durante tres meses a las personas, por ejemplo, a través de la CuentaRut del BancoEstado. Eso permitiría hacer una cuarentena inteligente y parar la pandemia.

Resulta absurdo que el Gobierno entregue plata y garantías a la banca y no el mismo trato para las pymes. En esta crisis perdieron los trabajadores, los cotizantes de AFP, las pymes, pero los grandes empresarios, los fondos de capital que van a retirar las AFP, ellos no van a tener pérdidas. Esto me recuerda mucho el salvataje a los bancos en la recesión de los 80, cuando terminamos pagando todos la deuda subordinada.

 

FUENTE LA NACIÓN

Abrir Chat
Hola somos Nostálgica.cl, envíenos su mensaje
scroll to top