Enfermedades periodontales: cómo prevenirlas durante el embarazo – NOSTÁLGICA FM
  • +56-9-9344-6010
Destacados

Enfermedades periodontales: cómo prevenirlas durante el embarazo

El embarazo es un momento en el que se producen los mayores cambios hormonales, fisiológicos y emocionales en la vida de una mujer. Al final del tercer trimestre, aumenta la progesterona y estrógenos, asociado a uno de los problemas odontológicos más comunes de este periodo: las enfermedades periodontales que afectan entre un 60% a 70% de las mujeres gestantes.

Encías enrojecidas, inflamadas y que sangran con facilidad al momento de limpiar la boca, son algunos de los signos que caracterizan estas enfermedades y que ocurren con mayor frecuencia durante este periodo, debido a los cambios hormonales que sufren las mujeres.

Estas hormonas tienen una composición semejante a la vitamina K, cuyos componentes servirían de nutrientes para las bacterias que generan la periodontitis que, al aumentar la disponibilidad de nutrientes, producirían un aumento en la carga bacteriana total. Esto da como resultado, signos y síntomas más severos de enfermedades periodontales.

Dentro de las complicaciones que producen estas enfermedades, si no son tratadas a tiempo, está la pérdida irreversible del hueso que soporta las piezas dentales en la boca y en consecuencia la pérdida de las mismas. Incluso la evidencia ha demostrado que existe un riesgo de parto prematuro o un bebe con bajo peso al nacer, en embarazadas que han sido diagnosticadas con periodontitis.

Para la Directora Odontológica de Clínica Dental RedSalud Kennedy, Parque Arauco, Gabriela Urqueta, “es clave realizar un control odontológico cada seis meses antes del embarazo y mantenerlo de forma rigurosa desde el inicio de éste”.

Otro factor de riesgo para la salud bucal de las embarazadas, es el reflujo constante. “Los vómitos en el embarazo modifican el pH de la boca, causando daño en el esmalte dentario y aumentando el riesgo para desarrollar caries y lesiones no cariosas como las erosiones”, advirtió la especialista.

Por estos motivos, es fundamental poner énfasis en mejorar la técnica de higiene diaria y disponer de los elementos de higiene adecuados para ello.  

“Se sugiere reforzar el cepillado al menos 3 veces al día después de cada comida y usar seda dental. Lo importante es la técnica que debe realizarse frente a un espejo para visualizar el procedimiento y no dejar sectores sin limpiar. Cuidar la alimentación también es muy importante no sólo para la salud bucodental, sino que para la salud en general. Se recomienda, seguir una dieta equilibrada, con cinco comidas al día, reduciendo los alimentos ricos en carbohidratos que son potencialmente cariogénicos”, agregó.

Finalmente, Urqueta reforzó que “toda mujer embarazada debe realizarse un control odontológico desde la notificación de su estado por el médico, para prevenir cualquier problema durante este periodo y disfrutar de manera plena y saludable su embarazo”.

Fuente: Voxkom.

Noticias AnterioresSiguientes Noticias

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *