Cerrar

Eduardo Frei: “He sido víctima de un gran fraude”

Su hija Magdalena se ubicó a su derecha y el abogado, Juan Domingo Acosta, a la izquierda. Detrás, fotos, cuadros y recuerdos de seis años de presidencia marcados por reuniones con las principales autoridades de los noventa. En sus manos, un discurso preparado con antelación, pero al que muy pocas veces recurrió durante los cerca de veinte minutos que duró su conferencia de prensa. Acostumbrado a enfrentar a las cámaras durante toda su vida política, esta vez el escenario era diferente. Emocionado, el expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle abordó, por primera vez ante periodistas, la estafa que sufrió en manos de su hermano menor, Francisco, y que hoy pone en riesgo todo su patrimonio.

“La sociedad tenía como único sentido administrar bienes. No hacíamos negocios, es la única sociedad que he formado y ahí estaban todas mis cosas, por lo tanto, era un seguro para nuestra vejez y para nuestra familia”, indicó el exmandatario en referencia a Saturno, la firma que creó en 1988 para administrar los recursos que obtuvo tras la venta de su participación en Sigdo Koppers y cuya gestión dejó en manos de Francisco, quien de forma fraudulenta utilizó ese mandato para obtener millonarios préstamos con los cuales poder capitalizar su propia empresa, Almadena.

“He sido víctima de un gran fraude”, agregó.

Las palabras del expresidente fueron entregadas en el living de su casa en calle Baztán, en Las Condes. Decenas de retratos de la familia daban cuenta del valor que ese espacio tiene para los Frei-Larraechea, y en el cual -según confidenció el exmandatario- sostuvo diversas conversaciones de negocios con su hermano.

“Sé que hay muchas personas que no creen que yo no sabía, que esto es un tongo, un arreglín. Yo creí en mi hermano, un profesional que durante muchos años ha trabajado, que ha tenido altibajos en sus negocios, como cualquier emprendedor, pero de quien nunca imaginé que me iba a engañar en la forma en que lo hizo. Incluso, en varias conversaciones en los últimos años, siempre me decía: ‘confianza, hermano, yo soy la mejor persona que puede cuidar tus intereses y jamás te voy a fallar’. Aquí, donde estamos ahora, me lo dijo reiteradas veces”, rememoró Eduardo Frei, visiblemente afectado.

El actual embajador plenipotenciario de Chile en el Asia Pacífico, afirmó que la situación se ha transformado en una “pesadilla para mí y toda mi familia”, y agregó que evalúa presentar acciones legales en contra de su hermano, lo que decidirá una vez que culmine la auditoría que solicitaron a una empresa especializada para tener una real dimensión del perjuicio ocasionado.

Aunque en la autodenuncia que Francisco Frei estampó en la fiscalía el 16 de agosto pasado se alude a un perjuicio patrimonial del orden de los $ 500 millones, hay versiones que apuntan a que el daño podría incluso superar los dos mil millones de pesos.

En este sentido, Frei reconoció que los balances financieros que se le entregaron durante los últimos años estaban falseados.

El hermano preferido

Este viernes, el exmandatario comentó que no ha tenido contacto con su hermano Francisco -el menor del clan y considerado como el preferido del exgobernante- desde que se autodenunciara a la justicia, y que “tampoco era adecuado hablar con él” mientras no decante el escenario judicial. Con todo, enfatizó el profundo dolor de haber sido engañado por él.

“Cuando estás hablando de tu hermano, tu amigo, tu compañero de pieza durante años, conocer lo que hizo es tremendamente doloroso, muy doloroso”, afirmó.

Y sobre la posibilidad de perdonarlo, indicó: “Yo no soy Dios ni ángel, soy humano. La situación que estoy viviendo es difícil, he dicho cuál es mi perspectiva desde el punto de vista de un hermano, a quien le di la confianza toda la vida”.

 

FUENTE LA TERCERA

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

0 Comments
scroll to top