Cerrar

Doble de acción que perdió un brazo en rodaje de Resident Evil gana batalla judicial

La doble de riesgo sudafricana Olivia Jackson, ganó la última etapa de una larga batalla judicial por las severas heridas que sufrió durante el rodaje de la película “Resident Evil: The Final Chapter” en 2015.

El día del accidente, la mujer -que estaba interpretando el personaje de Milla Jovovich- tenía que conducir una moto en una carretera en Pretoria (Sudáfrica) dirigiéndose directo hacia una cámara móvil, la cual luego debía alejarse rápidamente. Sin embargo, la cámara no se levantó a tiempo, lo que provocó una colisión frontal.

Tras eso, Jackson estuvo en coma durante 17 días y sufrió la amputación de su brazo izquierdo. Además, tuvo una veintena de lesiones graves, como fracturas de columna, un pulmón perforado y sangrado cerebral, entre otras.

Luego de una audiencia realizada el 5 y 6 de marzo, el Tribunal Superior de Sudáfrica dictaminó que la escena fue planeada y ejecutada negligentemente por la compañía sudafricana que operaba la cámara y el vehículo de filmación. Asimismo, desestimó las acusaciones de los acusados ​​de que la moto de Jackson fue la culpable, consignó Variety.

El vehículo y la cámara fueron operados por Roland Melville y el operador de la grúa fue Gustav Marais de Bickers Action South Africa.

En el juicio, el juez dijo que hubo un claro intento de culpar a Jackson por la colisión y señaló que hubo “total falta de fiabilidad de sus pruebas”. Sin embargo, aún no se sabe si Jackson será indemnizada por lo ocurrido.

Durante un juicio preliminar del Tribunal Superior de Sudáfrica, se sostuvo que el accidente sería tratado como un accidente de tránsito y que el Fondo de Accidentes de Carretera (RAF) de Sudáfrica podría indemnizar a Jackson.

No obstante, es poco probable que la indemnización que eventualmente reciba pueda hacer que la mujer recupere su carrera o solvente todos los gastos relacionados con su discapacidad permanente.

Variety señala que podría haber otro juicio para determinar cuál sería la compensación.

Cabe destacar que en septiembre pasado, los abogados de Jackson demandaron al productor Jeremy Bolt y al director Jeremy Anderson en Los Ángeles (Estados Unidos), pero los acusados ​​argumentaron que ese tribunal no tenía jurisdicción sobre el caso, y la demanda fue retirada en noviembre.

Su vida nunca volverá a ser la misma

“Extraño mi antigua cara. Extraño mi antiguo cuerpo. Extraño mi antigua vida. Al menos ahora finalmente tengo una sentencia judicial que demuestra que esta escena fue mal planeada y que no fue mi culpa”, señaló Olivia en un comunicado.

“Me duele mucho tener que vivir con las consecuencias de los errores de otras personas, cuando, aparte de un breve período de mi hospitalización en Sudáfrica, ninguna de las personas que cometieron esos errores o se beneficiaron de esta película que ganó 312 millones de dólares, me apoyó financieramente”, añadió.

Julian Chamberlayne, socio de la firma legal Stewarts y asesor global de Olivia Jackson, dijo que “las películas de acción que requieren que las personas realicen acrobacias peligrosas siempre deben planificarse y realizarse con mucho cuidado. También deberían estar respaldados por un seguro que pueda cubrir las pérdidas significativas de por vida en las que podría incurrir cualquier miembro del elenco y el equipo que resulte gravemente herido”.

Si bien Olivia se ha mostrado muy fuerte en todo el proceso, en una entrevista al Sunday Mirror reconoció que algunas veces la embarga la angustia.

“A veces, cuando veo mi muñón en el espejo, siento una oleada de tristeza”, indicó, añadiendo que sabe que debe salir de eso. “No tiene sentido sentirse mal por la vida, no hará que mi brazo vuelva a crecer. Solía ​​extrañar mi vieja cara, pero ahora me peino el cabello para caer hacia delante y ocultar la gran cicatriz”, reconoció.

En una de sus publicaciones en redes sociales, la mujer reveló que sentía dolor constante hasta años después del accidente. “Realmente no puedo recordar lo que se siente estar en un cuerpo normal y sin dolor. Es muy tentador odiar a las personas que me hicieron esto. Intento, más bien, usar esa energía para concentrarme en mejorar y permanecer positivo”.

“Todavía tengo un camino largo y difícil por delante, más que probable para el resto de mi vida, pero estoy tratando de disfrutar de lo que queda de mi vida tanto como sea posible y no dejar que mi cuerpo lesionado impida que haga nada”, sentenció en otra oportunidad.

Fuente: BioBioChile

Abrir Chat
Hola somos Nostálgica.cl, envíenos su mensaje
scroll to top