Cerrar

Demi Moore se culpa de haber perdido un embarazo de 6 meses por el alcohol

Demi Moore arrives for the 2019 Met Gala at the Metropolitan Museum of Art on May 6, 2019, in New York. - The Gala raises money for the Metropolitan Museum of Art’s Costume Institute. The Gala's 2019 theme is “Camp: Notes on Fashion" inspired by Susan Sontag's 1964 essay "Notes on Camp". (Photo by ANGELA WEISS / AFP)

La actriz estadounidense Demi Moore reveló algunos de los episodios más íntimos y oscuros de su vida en sus memorias que están próximas a salir a la venta.

Tal como señala el diario El País, el libro biográfico lleva por nombre Inside Out y se lanzará el 24 de septiembre.

Quienes pudieron leerlo anticipadamente aseguran que es “desgarradoramente sincero”, pues en este la estrella de 56 revela episodios de su infancia relacionados con el suicidio de su padrastro, el alcoholismo de su madre, las enfermedades que enfrentó en su adolescencia, y también transparenta sus propios problemas con la bebida y trastornos alimenticios.

“Durante años estuve en un espiral, en un camino de verdadera autodestrucción. No importa los éxitos que haya tenido, simplemente nunca me he sentido suficientemente buena, suficientemente bien”, indicó Moore.

Con el objeto de promocionar su obra, la actriz ha concedido entrevistas a algunos medios estadounidenses como The New York Times, donde adelantó algunos detalles de su libro.

En la ocasión, Moore reveló que perdió un embarazo de 6 meses cuando iniciaba su relación con el actor Ashton Kutcher con quien comenzó a salir en 2003, se casó en 2005 y se separó en 2011.

La actriz confesó que quedó embarazada al poco tiempo de empezar su romance con Kutcher y que incluso ya le tenían nombre. Era una niña y se llamaría Chaplin Ray. Demi expresó que durante ese tiempo había recaído en el alcoholismo y por lo mismo, cree que eso hizo que sufriera el aborto espontáneo.

Luego de la pérdida, Moore comentó que con su entonces pareja intentaron concebir de nuevo, sometiéndose a tratamientos de fertilidad, pero no lo consiguieron. La actriz atribuye la situación a sus problemas con el alcohol y su excesivo consumo de analgésicos.

En esta entrevista también reveló que en 2012 se distanció de sus hijas luego de que empezara a fumar un cannabis sintético que conoció en una fiesta de una de ellas, Rummer. “Parte de mi vida se estaba viniendo abajo, estaba claro. No tenía una carrera. No tenía una relación”, admitió, añadiendo que después de todos estos episodios su salud se vio comprometida y enfrentó problemas digestivos y autoinmunes que no quiso especificar.

Tras un arduo proceso de rehabilitación, logró recomponer la relación con sus hijas, quienes están orgullosas de que haya salido adelante y de que escribiera este libro. “Ya no hay nada que tenga que esconder o proteger. Definitivamente, no estoy interesada en culpar a nadie. Es un derroche de energía”, señaló respecto a las situaciones que ha vivido.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

0 Comments
scroll to top