Cerrar

Covid-19: Impacto por suspensión de obras de QB2 sería de US$75-125 millones

Minera Teck anunció una actualización de su estimación de capital para el proyecto Quebrada Blanca Fase 2 (QB2). Cabe recordar que en diciembre de 2018, el aumento del costo de capital del proyecto se estimó en US$5.200 millones.

La compañía indicó que la estimación actualizada sigue siendo de US$5.200 millones, y las necesidades de financiamiento a partir de este mes de abril se estiman en US$3.900 millones, suponiendo una tasa de cambio de $775 el dólar durante el resto del proyecto. Después del financiamiento del proyecto y de las contribuciones de los socios, el aporte efectivo restante requerido de Teck para el capital del proyecto se estima en US$880 millones.

La minera aseveró que la estimación revisada se basa en un calendario que contempla la primera producción para el segundo trimestre de 2022, e incluye una contingencia de US$400 millones. Al actual tipo de cambio spot habría un beneficio adicional de aproximadamente US$240 millones para el proyecto. La estimación y el calendario no reflejan el impacto de la suspensión temporal de las actividades de construcción del proyecto anunciada el 18 de marzo de 2020 en respuesta a la pandemia de Covid-19, aclaró la empresa.

Impacto por el Covid-19

Teck resaltó al momento de la suspensión de la construccción, el progreso general del proyecto había alcanzado el 29%.

Don Lindsay, presidente y CEO de Teck, resaltó que “nuestro enfoque actual es la salud y la seguridad de la reducida fuerza de trabajo que queda en el proyecto, que es necesaria para mantener las instalaciones, y para estar preparados para un rápido reinicio de las actividades de construcción cuando sea seguro hacerlo“.

La compañía indicó que no ha habido casos confirmados de Covid-19 asociados con trabajadores o contratistas de QB2 en el sitio de trabajo hasta la fecha.

Aunque inicialmente se había previsto una suspensión de dos semanas, desde la minera señalan que actualmente no es posible predecir cuándo se levantará la suspensión temporal de la construcción.

Teck resaltó que suponiendo un período de suspensión de la construcción de cuatro semanas, se calcula que el impacto será de aproximadamente US$75 a US$125 millones y un retraso de hasta ocho semanas, incluidos los impactos de la desmovilización, suspensión y reanudación.

Por cada mes adicional de suspensión, la minera estima un impacto adicional de aproximadamente US$25 – 50 millones y un mes de retraso adicional en el calendario.

El costo final y el impacto en el calendario dependerán del momento en que se reanuden parcial o totalmente las actividades de construcción, y es posible que la removilización pueda llevar más tiempo si el período de suspensión se prolonga considerablemente.

 

Fuente: mch.cl

0 Comments
Abrir Chat
Hola somos Nostálgica.cl, envíenos su mensaje
scroll to top