Sernapesca delimita zona de elefante marino para evitar su interacción con turistas y residentes

Sernapesca delimita zona de elefante marino para evitar su interacción con turistas y residentes

Desde el organismo hicieron un llamado a respetar este límite y no molestar al ejemplar. 

Luego de aproximadamente tres semanas, el proceso de muda de piel del elefante marino (Mirounga leonina) que llegó a Bahía Inglesa ya casi llega a su fin, restando aproximadamente una a dos semanas más para que el ejemplar abandone la zona para volver a su hábitat.

Debido a la peligrosa cercanía del animal a zonas donde se ubican casas de residentes o de baño donde llegan familias con niños, personal de Sernapesca apoyado por la Armada y la Municipalidad de Caldera, tuvieron que implementar medidas de manejo del elefante marino para resguardar tanto su seguridad como de las personas.

“Nos dimos cuenta que el ejemplar estaba sobrepasando los límites de una conducta normal, y luego de una reunión técnica con especialistas nacionales e internacionales, determinamos una nueva estrategia para el manejo del elefante marino, y que consiste en instalar banderines para que el ejemplar se familiarice y los relacione con un lugar que no debe permanecer”, explicó al respecto Mauricio Ulloa, Jefe de la Unidad de Conservación y Rescate de Fauna Marina.

De esta forma, durante el domingo, el elefante marino fue guiado a un nuevo sector de Playa Blanca, delimitando el lugar con rejas y banderines rojos de advertencia para evitar que vuelva a la zona residencial cercana a la playa El Chuncho donde hay mucha presencia de niños. Además, se implementaron otras medidas adicionales como la disminución de la luminosidad en la noche para evitar que el ejemplar busque zonas oscuras y resguardadas.

Con estas nuevas medidas, el animal se ha mantenido en el nuevo lugar desde el domingo, y se espera que pueda retornar al sur del país dentro de una o dos semanas más cuando ajuste su metabolismo para emprender su destino. Mientras tanto, desde Sernapesca, llamaron a las personas a que respeten el cerco de banderines y no lo traspasen para evitar estresar al elefante marino y que pueda volver al sector de playa El Chuncho, así como también agradecieron el apoyo de la Municipalidad de Caldera quien ha dispuesto guardia permanente en el lugar.

El Subjefe de la Gobernación Marítima de Caldera, Ricardo Cartes, indicó que “Desde el punto de vista de la seguridad se ha llevado a cabo un esfuerzo junto a Sernapesca para mantener tranquilo a la especie y mantener el orden público para resguardar la seguridad de los veraneantes y del ejemplar marino, de tal manera que la gente pueda conocer a las especies marinas del borde costero chileno pero sin interferir en su cambio de piel natural, así que hago un llamado a tratar de mantener tranquila a la especie en estas dos semanas que le quedan de permanencia”.

Cabe recordar que las multas asociadas al hostigamiento o maltrato del ejemplar van desde las 3 hasta las 300 UTM por ser una especie protegida en el país, por lo que se invitó a los turistas a que puedan apreciar a este curioso ejemplar desde lejos y con respeto.

 

Fuente: Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura

Comentarios

comentarios

NO HAY COMENTARIOS

Deje su comentario

         




Back to Top