La Teletón triunfa en el horario más extremo de su historia

La Teletón triunfa en el horario más extremo de su historia

En el tramo final de la Teletón, al despedir la emisión del teatro para dar paso al Estadio Nacional, siempre laten la tensión y la incertidumbre: la meta asoma algo lejana y voluminosa. Pero esta vez la preocupación se materializaba en hechos concretos. Por ejemplo, por primera vez en muchos años, el bloque en el teatro capitalino se extendió más allá de las 21.00 horas, horario reservado para los noticiarios de cada canal. Ante la lentitud de las donaciones, hubo un plan de contingencia donde se decidió alargar la transmisión, junto a los videos testimoniales y el aporte apurado de diversas entidades. Recién a las 21.20 empezaron las noticias.

La cifra de ese momento marcaba poco más de $18 mil millones, casi lo mismo que en 2017 en el mismo horario. Al final, los nervios estaban justificados: la campaña superó su meta de $32.522.911.111 hasta alcanzar $32.851.438.341, pero a la 01.52 horas. El registro más extremo era de 2008, cuando se logró el monto a la 01.46. Y sobrevoló el fantasma de 1995, cuando la cruzada fracasó.

Las donaciones más abultadas llegaron en el Nacional. Por ejemplo, CCU aportó $856 millones; Unimarc hizo lo propio con $1.430 millones; y el empresario José Luis Nazar entregó un millón de dólares. En el aspecto musical, la celebración partió con nombres de las más diversas generaciones: Camila Gallardo, Javiera Mena, Luis Jara, “Kanela” Muñoz, Toarii Valantin (parte de Rojo) y hasta Paulina Rubio interpretaron Mira niñita y Todos juntos, de Los Jaivas.

En medio de ese listado, uno de los minutos estelares: la aparición de Stefan Kramer. En un video, imitó a Julián Elfenbein al frente de Pasapalabra, con Luis Miguel y Sebastián Piñera como competidores. Hubo sonoras pifias al mandatario cuando su caracterización apareció en pantalla. Además, Kramer se rió de todos sus rasgos, incluyendo una alusión a la contingencia. Cuando el falso Elfenbein le preguntó qué haría con la plata del concurso, Piñera versión Kramer dijo: “compraría cámaras GoPro sin tarjetas removibles”. Finalmente, el mexicano ganó por paliza. Como tal, apareció en escena con sus hits, su mal genio y ese gusto por el alcohol que la prensa mexicana ha difundido en los últimos años. Además, dejó otro mensaje: todo los chilenos tienen “sangre mapuche”, según sus palabras. “Para saber a donde uno va, debe saber de donde se viene”, culminó. Fue su actuación más política en plena noche de fiesta.

 

FUENTE LA TERCERA

Comentarios

comentarios

NO HAY COMENTARIOS

Deje su comentario

         




Back to Top