Del cariño de los hinchas hacia Carlos Muñoz al insólito error de Damián Pérez: Lo que no se vio del Colo Colo-Corinthians

Del cariño de los hinchas hacia Carlos Muñoz al insólito error de Damián Pérez: Lo que no se vio del Colo Colo-Corinthians

Ayer miércoles Colo Colo volvió a disputar un partido de octavos de final de Copa Libertadores después de once años y lo hizo con una victoria por 1-0 sobre Corinthians en el estadio Monumental.

Pero hubo una serie de hechos que destacaron en la obtención de la victoria alba, con varios protagonistas en distintos escenarios. Aquí los más destacados.

La llegada de Rueda

El técnico de la “Roja”, Reinaldo Rueda, arribó al estadio Monumental antes del arranque del partido para ver el nivel de algunos jugadores que podrían ser seleccionables de cara a su proceso en la escuadra nacional.

Ante ello, el colombiano aseguró que Óscar Opazo y Claudio Baeza están en nivel y son elegibles, además de resaltar el gran nivel de Valdivia, sin descartarlo para un futuro llamado.

El cariño de los hinchas con el ex albo Carlos Muñoz

En medio del tumulto que estaba agolpado en la entrada del estadio Monumental, una persona llamó la atención de la mayoría de los fanáticos presentes. Carlos Muñoz, de pasado albo, llegó a ver el partido de su ex equipo, ganándose el cariño de cuanto fanático se le cruzó.

Le pidieron fotos y saludos por video, a lo que accedió sin mayores problemas. Se abrazó con los hinchas y después de varios minutos pudo ingresar a tomar su lugar en el recinto de Macul.

La emoción que generó el “más viejo de la hinchada”

Durante la previa del partido, un hincha llamó la atención de todos en la entrada. Llegó gritando y arengando a Colo Colo, aunque aún faltaba al menos una hora para el partido. El fanático, de avanzada edad y ciego, estaba acompañado por dos hinchas más jóvenes, quienes aseguraban que él era “el más viejo de la hinchada”.

La actitud del forofo emocionó a los presentes, quienes lo acompañaron en sus cánticos y le otorgaron un aplauso generalizado.

La bengala que ofuscó al público

Se jugaba el primer tiempo del duelo y el público, que repletó el estadio Monumental para ver al Cacique en octavos de final de la Copa Libertadores después de once años, animaba con todo al equipo albo. Sin embargo, un hecho estuvo cerca de empañar el momento.

Un forofo encendió una bengala en medio del mar de gente, algo que no cayó bien en el resto de los presentes, quienes comenzaron a gritarle de todo para que la apagara.

La molestia del expulsado Gabriel

Corría el minuto 53 y el jugador del “Timao” recibió una segunda amarilla por una dura infracción sobre Carlos Carmona, dejando a su equipo con un jugador menos al inicio del segundo tiempo.

Es por ello que, después de los airados reclamos contra el juez por su decisión, el futbolista no quis ocultar su molestia. Antes de salir del campo por el túnel, Gabriel le dio una fuerte patada a uno de los letreros publicitarios que rodean el campo, ganándose ademas una silbatina generalizada por parte de los hinchas del Cacique.

Reclamo en la banca visitante

Cuando se disputaba la segunda mitad del compromiso, el duelo se detuvo por algunos momentos. Esto porque sorpresivamente el cuerpo técnico y jugadores que estaban en la banca del Corinthians habían entrado a la cancha.

Esto porque, según alegaban, unos proyectiles habían caído en su sector desde la tribuna que se encontraba tras ellos. Sin embargo, y pese a los alegatos, el juego se reanudó sin mayores complicaciones.

El insólito error de Damián Pérez

Corría el minuto 67 del partido y Gonzalo Fierro se ubica en la mitad de la cancha para ingresar. El cuarto árbitro levanta el cartel y un ofuscado Damián Pérez se dirige a realizar el cambio, sacándose las canilleras y tirando su muñequera lejos.

Sin embargo, Fierro lo frenó en seco, ya que no era él quien iba a abandonar el campo, sino que Óscar Opazo. Pérez volvió al campo tras la acotación de quien iba a ingresar, para luego seguir en el partido tras su insólito error.

 

Comentarios

comentarios

Back to Top