Cementerio de Caldera recibió a gran cantidad de personas en el Día de Todos los Santos

Cementerio de Caldera recibió a gran cantidad de personas en el Día de Todos los Santos

Cientos de personas se congregaron en el cementerio de Caldera para visitar a sus difuntos este uno de noviembre. Una tradición católica para conmemorar el Día de Todos los Santos y que permite a las familias reunirse en esta fecha.

Personas y familias llegaron con flores para ser colocadas como ofrendas en el lugar donde descansan los restos de sus seres queridos, en el Primer Cementerio Laico del país, durante la jornada de este miércoles.

A partir desde las siete de la mañana abrió sus puertas el camposanto, donde se pudo recorrer cada uno de sus rincones para limpiar y hermosear tumbas, nichos y mausoleos.

Sara Benitez, señaló “Vengo a ver a un tío y hermana quienes están en este campo santo, como familia venimos casi todo el año y el primero de noviembre llegan otros familiares de otros puntos de la región esta fecha es muy linda porque nos reunimos muchos familiares, pero siempre estamos con la esperanza de que están con Dios y que nos reencontraremos algún día”.

Y es que acudir a los cementerios no sólo simboliza demostrarle a ese padre, madre, abuelo, sobrino, hijo, sobrino, nieto, tío, amigo que aún mantienen vivo su recuerdo, sino también es la oportunidad de unir a las familias en un día cargado de nostalgia, pero, además, es una instancia donde entre la multitud que recorre los cementerios, decenas de parientes se reencuentran tras meses o incluso años en un fraternal abrazo.

MISA

Como es tradicional en esta fecha, se desarrolló la Misa de Todos los Santos, con una gran cantidad de personas presentes, incluida la alcaldesa de Caldera, Brunilda González, entre otros presentes que llegaron a este lugar de descanso. La tradición de la Iglesia siempre ha exhortado a rezar a los difuntos, en particular ofreciendo por ellos la celebración eucarística; es la mejor ayuda espiritual que puedan dar a sus almas, especialmente a las más abandonadas.

El cura párroco, Juan Barraza, quien reapareció luego del ataque sufrido en el mes de septiembre, indicó “Los que han partido de este mundo espero que estén gozando del amor del Señor, eso es lo que nosotros creemos y para eso Jesús nos dejó en la tierra con su palabra y evangelio para que podamos entender como tenemos que ir preparando nuestra propia vida y nuestro propio encuentro con el Señor y creo que esta misa de Todos los Santos que celebramos acá en el cementerio nos tiene que ayudar a eso y preparar nuestra propia muerte, nuestro deseo del reino y cuando deseamos el reino, deseamos lo mejor y eso evidentemente nos lleva al camino al encuentro con él Señor nos llame a estar con él para seguir construyendo tanta santidad como ha construido tanta gente en la humanidad”.

 

Comentarios

comentarios

NO HAY COMENTARIOS

Deje su comentario

         




Back to Top