Allanan simultáneamente oficinas de la Iglesia en Concepción, Valparaíso, Osorno y Chillán

Allanan simultáneamente oficinas de la Iglesia en Concepción, Valparaíso, Osorno y Chillán

Fiscalía y Carabineros allanaron simultáneamente las oficinas de la Iglesia de Católica en Concepción, Valparaíso, Chillán y Osorno, por las investigaciones de delitos sexuales contra menores de edad.

Los procedimientos comenzaron cerca de las 11:15 horas de este jueves en los obispados de Valparaíso, Chillán y Osorno, y también en el Arzobispado de Concepción. Los funcionarios del OS9 de la policía uniformada llegaron hasta las distintas sedes liderados por el Ministerio Público.

La orden fue dada por el fiscal de O’Higgins, Emiliano Arias, quien investiga las causas por delitos sexuales al interior de la Iglesia Católica chilena.

“Existe una resolución del fiscal nacional que señala, precisamente, que me da competencia para investigar los casos que nacieron a raíz de determinadas incautaciones, y dentro de ellos se encuentran varios ocurridos en regiones“, expresó sobre este procedimiento el fiscal Arias en Chillán.

“Lo que andamos buscando son delitos, o sea, constancia de la comisión de delitos contra menores de edad“, agregó Arias.

Los casos

En el Arzobispado de Concepción, ubicado frente a la plaza de la Independencia, los efectivos dirigidos por el persecutor Sergio Moya entraron con cajas para trasladar los documentos que fueran recabados. En la zona, por ejemplo, se indaga al párroco de Hualqui, Reinaldo Méndez, por violación.

En tanto, en Valparaíso entraron cerca de una veintena de funcionarios policiales. El obispado local se ha visto afectado por acusaciones de encubrimiento y abuso al exobispo Gonzalo Duarte, quien fue remplazado hace un par de meses en su puesto.

En Chillán existe una denuncia contra el obispo Carlos Pellegrín, por su relación con un delito sexual no especificado.

Osorno, por otro lado, estuvo en el centro de la polémica por la presencia del obispo Juan Barros, por sus presuntos encubrimientos al cura Fernando Karadima, condenado eclesiásticamente por abusos. Finalmente, al igual que Duarte, Barros fue reemplazado por el papa Francisco.

Fuente: BioBioChile

Comentarios

comentarios

1 Comentarios

  1. comment-avatar
    Manuel Rodríguez13 septiembre, 2018 - 19:26

    Por la alta cantidad de denuncias efectivas (otras tantas calladas),la participación, encubrimiento, coordinación,incluso complicidad de altos personeros… Debiera prohibirse su funcionamiento y proscripción de cargos en general a la autollamada Iglesia Católica Apostólica Romana… por 10 años a lo menos!!!

Back to Top