Su esposa se bañaba una vez al año y los dientes cada 6 meses. No soportó y le pidió el divorcio

Su esposa se bañaba una vez al año y los dientes cada 6 meses. No soportó y le pidió el divorcio

Y la decisión que el juez tomó sorprendió a todos.

Una curiosa situación acaba de suceder en la ciudad de Taipei, en Taiwan, China. Un hombre, cuyo nombre se desconoce, llegó hasta la corte de justicia local con una particular petición: que le concediera el divorcio de su esposa, por tortura psicológica debido a los malos hábitos de la mujer, según informó The Tapei Times.

Ella se bañaba una vez al año, no se cepilla los dientes y tampoco se lavaba el pelo de forma regular.

La corte aprobó su solicitud y pudo divorciarse. Pero la situación es perturbadora, ya que los hábitos de la mujer se arrastran desde que ellos eran novios. En esa época, ella se bañaba una vez a la semana. Luego que se casaran, ella comenzó a lavarse los dientes y el cabello, cada 6 meses.

Además el hombre reclama que debido a esta “insalubre situación”, la pareja había dejado de mantener relaciones sexuales, solo lo hacían una vez al año, por lo que la pareja no pudo tener hijos, por razones evidentes.

Tras 10 años de relación, el matrimonio se disolvió -a pesar de que la mujer se opone férreamente- gracias a que la corte dictaminó que la pareja estaba quebrada por motivos de higiene, familia y trabajo.

Porque además la mujer le pedía constantemente a su esposo que no trabajara para que se quedara junto a ella, lo que los llevó a vivir en una situación de pobreza durante mucho tiempo.

Fuente: Upsocl

Comentarios

comentarios

NO HAY COMENTARIOS

Deje su comentario

         




Back to Top