Seremi de Medio Ambiente de Atacama obtiene fondos CORFO para desarrollo de norma de calidad de agua para cuenca de Huasco.

Seremi de Medio Ambiente de Atacama obtiene fondos CORFO para desarrollo de norma de calidad de agua para cuenca de Huasco.

El desarrollo de la norma, que actualmente consideran alrededor 36 parámetros lo cual podría aumentar en base al análisis de más antecedentes que sumara este proyecto, establecerá los límites que pueden estar presentes en el agua. Frente a un incidente ambiental se podrá estimar si es necesario declarar una zona de latencia o saturada y desarrollar un plan de prevención o de descontaminación según sea el caso. Esta norma beneficiará a más de 60 mil habitantes y se espera que sea aprobada en 2018.

Un importante respaldo obtuvo la Seremi del Medio Ambiente de la Región de Atacama, luego de adjudicarse un fondo de desarrollo regional de CORFO, por un monto de $110 millones de pesos. Se trata del proyecto “Análisis Integral de Calidad de Agua para el Aseguramiento de la Competitividad del Sector Social y Productivo y la Sustentabilidad de Ecosistemas Acuáticos. El proyecto se realiza en el marco de elaboración de la Norma Secundaria de Calidad Ambiental de las aguas superficiales de la cuenca del río Huasco, que lidera la Seremi del Medio Ambiente de Atacama.

El proyecto presentado a financiamiento CORFO, será un apoyo para mejorar el proceso de dictación de norma y contar con mayores antecedentes respecto de los requisitos de calidad de agua de la cuenca del río Huasco, con el fin de proteger los ecosistemas acuáticos y lograr una mayor competitividad de los diversos sectores productivos y sociales que hacen uso del recurso Hídrico superficial de la cuenca, que alcanzan los 60 mil habitantes.

El objetivo de estos fondos, comenta el seremi César Araya, será desarrollar un análisis integral de la calidad del agua para el aseguramiento de la competitividad del sector social y, dado que todos los procesos normativos requieren una activa participación ciudadana, se sumará un proceso de consulta pública. Dichos procesos se llevarán a cabo dentro de las comunas de Freirina, Vallenar, Alto del Carmen y Huasco, que conforman la Provincia del mismo nombre.

 Monitoreo biológico

Durante esta etapa, agrega Araya, contarán con el respaldo técnico de los organismos asociados al desarrollo de este proyecto, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), dependiente del Ministerio de Agricultura y la Universidad de Chile, pionera en investigación de calidad de aguas, con el fin de aportar en el monitoreo biológico de la cuenca del Río Huasco.

Uno de los principales beneficios de establecer la Norma Secundarias de Calidad Ambiental (NSCA) del río Huasco será “establecer parámetros límites, ya sea de metales pesados o algunos elementos que puedan estar presentes en el agua. En caso que exista un incidente ambiental, con los parámetros establecidos podremos medir la calidad del agua y evaluar si corresponde establecer algunas condiciones, tales como,  declarar una zona de latencia o saturada y desarrollar un plan de prevención o de descontaminación”, agregó la autoridad regional ambiental. Actualmente existen 36 parámetros considerados para la formulación de la normativa lo cual podría aumentar en base al análisis de más antecedentes que sumara este proyecto y se estima que a fines de 2018 esta norma se encuentre aprobada.

Fuente: SEREMI del Medio Ambiente

NO HAY COMENTARIOS

Deje su comentario

         




Back to Top