Programa presidencial de Felipe Kast incluye reducir edad mínima para votar

Programa presidencial de Felipe Kast incluye reducir edad mínima para votar

Propuesta del abanderado de Evópoli busca que se pueda sufragar desde los 16 años. Considera todas las elecciones populares. Ya cuenta con respaldo de ex dirigentes estudiantiles.

En el marco de la preparación de su programa presidencial, el diputado y abanderado de Evópoli, Felipe Kast, elaboró una propuesta que incluye disminuir la edad mínima para votar en elecciones populares. Según indica el documento que redactó, la idea es rebajar de 18 a 16 años la edad para sufragar.

“Para fortalecer la democracia, debemos volver a encantar a nuestros jóvenes y hacerlos parte activa de las decisiones. Darles derecho a voto a los 16 los empoderaría y permitiría revitalizar nuestra democracia, asegurando una mejor política para todos”, señala el texto.

Uno de los antecedentes que motivaron la iniciativa se relaciona con la alta abstención que han marcado los últimos procesos electores, lo que se suma a un supuesto desinterés -según dicen en su equipo- por parte de los jóvenes en la política.

Justamente, uno de los insumos que ha utilizado el círculo de Kast para elaborar esta iniciativa es la séptima Encuesta Nacional de la Juventud, en la que se da cuenta que sólo un 19% está interesado en política, mientras que un 81% está “poco o nada interesado”.

“Esto en ningún caso significa que los jóvenes sean apáticos. Los jóvenes manifiestan opiniones y participan masivamente en marchas por distintas causas”, se señala en el documento. Y se agrega: “Es deber de todos encauzar esa energía en el proceso electoral. El desafío, entonces, es lograr que el entusiasmo que se expresa en las calles se vuelque en un interés por la política, y concretamente que logre una mayor participación electoral”.

Otro de los focos que aborda el planteamiento de Kast apunta a la experiencia internacional. En este punto, se alude a los resultados logrados por Austria, país en el que, luego de rebajar a 16 años la edad legal para votar, aumentaron significativamente sus niveles de participación. Incluso, el segmento de 16 a 18 años registró mayor porcentaje que el segmento de 19 a 25 años. Esto se suma al caso de Escocia, donde en el marco del referéndum de independencia pudieron votar jóvenes a partir de los 16 años. “Mientras que entre los 16-17 años votaron tres cuartas partes del padrón, en el grupo de 19-25 sólo sufragó un 54%”, afirma la propuesta de Kast.

“Debemos volver a poner a los jóvenes en el radar de los partidos políticos. Para esto, proponemos bajar la edad legal para poder ejercer el derecho a voto”, dijo Kast. Y enfatizó: “Los jóvenes hoy pueden contraer matrimonio a los 16 años y son imputables penalmente desde los 14. Si queremos que sean ciudadanos activos políticamente, debemos tratarlos como tal y generar el hábito democrático a temprana edad”.

Entre quienes salieron a plegarse a la iniciativa del diputado se cuenta al ex coordinador de la Federación de Estudiantes Secundarios Diego Chermac, quien dijo que “es una muy buena iniciativa por dos razones: en primer lugar, porque las inquietudes y causas de los jóvenes se pueden canalizar por medio del voto, y los políticos estarán obligados a pensar propuestas para este segmento”.

En esa misma línea se encuentra Tomás Sagüés, ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Finis Terrae. “En medio de la actual crisis de confianza, es fundamental que podamos abrir la puerta a que más ciudadanos participen del proceso democrático”, señaló.

Otros proyectos

Junto a Kast, existen dirigentes de diferentes sectores políticos que han propuesto rebajar la edad mínima para sufragar. A mediados del año pasado, los diputados socialistas Daniel Melo y Leonardo Soto ingresaron una moción al Congreso que apuntaba justamente a esto.

Entre otros que presentaron iniciativas en esta línea se cuenta, además, al senador Alejandro Navarro junto a sus pares del PPD Jaime Quintana y Eugenio Tuma, quienes en 2014 ingresaron dos proyectos a la Cámara Alta. Esto, junto con emplazar al gobierno a poner urgencia a otras propuestas formuladas en 2007, lo que no ha sido, hasta ahora, parte de las prioridades del gobierno.

Fuente:  La Tercera LT

Comentarios

comentarios

Back to Top