Por primera vez dos estudiantes de Vallenar serán parte de “Pingüinos Sin Fronteras” de Corfo

Por primera vez dos estudiantes de Vallenar serán parte de “Pingüinos Sin Fronteras” de Corfo

Con este grupo suman 29 jóvenes de Atacama que han participado de este programa.

Los primeros días de febrero, un grupo de estudiantes de todo el país viajarán a Nueva Zelanda para realizar una pasantía escolar de cinco meses, gracias al programa “Pingüinos sin Fronteras”, impulsado por el Gobierno de Chile, a través de Corfo. Del grupo de seleccionados de la región, uno  corresponde a Copiapó y, por primera vez, participarán dos alumnas provenientes de Vallenar.

“Estos son los hitos que a una la hacen sentir súper satisfecha de lo que estamos haciendo como Gobierno, porque por primera vez, dos habitantes de la Provincia del Huasco, específicamente de la comuna de Vallenar, van al programa Pingüinos Sin Fronteras y es una maravillosa oportunidad que se les abre a ellos y a nosotros también, en términos de abordar el gran desafío de cómo acceder a un recurso humano mejor calificado” destacó la Gobernadora de Huasco, Alexandra Núñez, quien participó en un desayuno de despedida de los tres jóvenes en el salón de la Gobernación Provincial de Huasco.

“Por estos días estamos esperando que vuelvan cinco alumnos de Canadá, dentro de los cuales, hay un joven oriundo de Diego de Almagro y hoy estamos despidiendo a tres jóvenes que viajarán a Nueva Zelanda y, por primera vez, participan dos estudiantes de la Provincia del Huasco. Esto nos demuestra que este programa no sólo está presente en las regiones, sino que también dentro de nuestra región se extiende a todas las provincias, porque como Gobierno no sólo queremos democratizar sino también descentralizar las oportunidades” señaló al respecto el Director Regional de Corfo Atacama, Alejandro Escudero.

En el marco de este desayuno de despedida, donde también estuvieron presentes los padres de los jóvenes seleccionados, la Gobernadora también hizo entrega a los estudiantes de una edición del libro “Atacama, Desierto Vivo” con el fin de que cada uno de los jóvenes lo deje como regalo en las familias que los recibirán en Nueva Zelanda. “Ellos son embajadores de nuestra provincia y al mismo tiempo traerán toda la cepa cultural y toda la riqueza que les pueda dar la oportunidad de viajar al extranjero, conocer otras culturas y otros países, y otras formas de ver la vida” agregó la Gobernadora.

Cabe destacar que los tres jóvenes de la región compitieron por su cupo con estudiantes de todo el país, para lo cual tuvieron que rendir un examen de inglés y una prueba sicológica. Antonia Cabrera de tercero medio del Liceo Santa Marta de Vallenar señaló al respecto: “Para mí esto va a ser una gran experiencia y espero aprender lo máximo de otras culturas”. En tanto, para Elizabeth Goya, también del Liceo Santa Marta, “esto significa una oportunidad para conocer un nuevo sistema en general, tanto de educación como de vida. Estoy un poco ansiosa por todo lo que voy a ver”. Finalmente, Diego Valenzuela de la Escuela Técnica Profesional de Copiapó destacó que “es una oportunidad súper bonita y estoy bastante feliz porque estoy cumpliendo un objetivo a tan corta edad. Porque hoy en día para la juventud está dentro de la lista de deseos poder viajar a otros países y conocer un  mundo distinto. Así que cumplirlo a los 15 años es muy prometedor”.

Programa “Pingüinos sin Fronteras”

El programa “Pingüinos sin Fronteras” tiene por objetivo que estudiantes chilenos de enseñanza media adquieran una visión más amplia del mundo antes de entrar a la educación superior y/o a trabajar, aumentando así sus posibilidades de empleabilidad, su capital socio-cultural y, a través de su acción, el traspaso de la visión global a la comunidad o red en la que cada estudiante está inserto.

Durante su estadía en Nueva Zelanda, los estudiantes serán acogidos por familias locales cuidadosamente seleccionadas y asistirán a colegios estatales del barrio en el que habitan con el objetivo de que se inserten en esta nueva cultura, donde tendrán la oportunidad de hacer nuevos amigos y redes de contacto, y, por supuesto, perfeccionar su inglés. De esta manera, aumentarán sus posibilidades de empleabilidad en el futuro y su capital socio-cultural, para que también transmitan la experiencia a su entorno.

Fuente: CORFO

Comentarios

comentarios

Back to Top