Obispo Barros ofrece disculpas por sus “limitaciones y lo que no pude lograr” tras confirmarse su salida de Osorno

Obispo Barros ofrece disculpas por sus “limitaciones y lo que no pude lograr” tras confirmarse su salida de Osorno

“Les pido con humildad que me disculpen por mis limitaciones y lo que no pude lograr; el Padre misericordioso del cielo nos ayude a todos para mejorar, para amar en todo. Nuestras vidas están en las manos de Dios que conoce nuestras conciencias y las acciones de cada uno en este complejo tiempo que nos tocó vivir”.

Esto es parte del comunicado que ex obispo de Osorno, Juan Barros, subió a la página web de la Conferencia Episcopal tras conocerse la decisión del Papa Francisco de aceptar su renuncia -junto con la de Cristián Caro y Gonzalo Duarte- la que ya “había puesto en sus manos” anteriormente, según confirma en el documento.

Barros agradece “a todos quienes con fe me recibieron, me acompañaron generosamente, trabajaron con amor por su Iglesia”, así como a aquellas personas y comunidades “que han rezado y también ofrecido sus dolores conmigo en este tiempo, en la esperanza de ‘que Dios dispone todas las cosas para bien de los que lo aman'”.

Fue fuertemente cuestionado tras asumir como obispo de la diócesis de Osorno en marzo de 2015 debido a que las víctimas de Karadima lo acusaron de encubrir los abusos del párroco de El Bosque. En esa ocasión, el Papa Francisco lo defendió diciendo que: “Osorno sufre por tonta (…) No se dejen llevar por acusaciones infundadas de los zurdos”. En su visita a Chile, Francisco afirmó que no habían pruebas en su contra y que todo era “una calumnia”.

En el documento, Barros le desea “lo mejor” a la diócesis “en su peregrinación hacia la plenitud cristiana. He rezado mucho por esto y traté de colaborar en ello estos años que fui destinado a este servicio pastoral”.

Y añade: “Renuevo mi confianza en el amparo y guía de nuestra Santísima Madre la Virgen María, pidiéndole especialmente que algún día llegue a resplandecer toda la verdad”.

Las renuncias del ex monseñor de Osorno, Caro y Duarte son las primeras en ser acogidas por el Papa después de conocerse que todos los obispos pusieron sus cargos a disposición tras la cita que tuvieron con el Sumo Pontífice en el Vaticano para conversar sobre el manejo que tuvo la Iglesia Católica en los casos de abusos donde se inculpaba a gente del clero.

 

Fuente: emol

 

Comentarios

comentarios

NO HAY COMENTARIOS

Deje su comentario

         




Back to Top