Mujer abandonada por taxista durante el parto: “No descansaré hasta encontrarlo”

Mujer abandonada por taxista durante el parto: “No descansaré hasta encontrarlo”

La madrugada del pasado viernes, Lina García (21), colombiana residente en Chile desde hace un año y embarazada de 34 semanas, notó que sangraba por lo que junto a su pareja decidió ir al médico.

A eso de las 7:40 de la mañana, tomaron un taxi en la esquina de avenida José Balmaceda con Claudio Matte, en la comuna Renca.

“Me empecé a sentir mal y dije que mi bebito no estaba bien. Salimos a la calle y cogimos un taxi, y lo único que rogábamos todos era que por favor me llevara al hospital. Pero él empezó a gritar ‘saquen eso de aquí, saquen eso de aquí’. El hombre se dio la vuelta y se puso al frente de nosotros a limpiar el auto, que estaba con sangre”, contó sobre el episodio la mujer a La Cuarta.

“Yo vi nacer a mi bebé. Lo tuve en ese taxi. Pero el señor insistía en que nos bajáramos”, continuó García. “Cuando vi que nació, sentí tanto amor”, dijo.

A pesar de la urgencia, García aseguró que el taxista se negó a llevarlos a un hospital para que pudiera ser atendida y los echó a ambos de su vehículo.

“Cuando mi pareja me dijo que (el bebé) ya no estaba respirando sentí un dolor tan grande. Un vacío que nunca podré sanar. Era mi bebito. Yo lo tuve ahí entre mis brazos cuando nació”, expresó.

La colombiana narró que una vez fuera del taxi, los vecinos salieron en su ayuda y les llevaron mantas y sábanas para envolver al recién nacido.

“Yo estoy en shock. No puedo creer cómo puede haber gente tan mala. Sin corazón. Estábamos a cinco minutos de haberle salvado la vida a mi pequeño. Es un dolor tan grande. Un tremendo vacío”, manifestó la joven.

Recuperación

Ese mismo viernes, García llegó al Hospital Félix Bulnes donde hasta ayer se encontraba en recuperación debido a las alzas de presión que sufría tras la pérdida de su hijo.

“Cuando salga de acá iré a reclamar a mi bebé al Servicio Médico Legal. Y lo velaremos en una sede de Renca”, aseguró al medio.

A pesar de que la PDI estableció que al momento de los hechos el feto ya llevaba varios días muerto y, por lo tanto, el actuar del conductor no habría influido en el resultado, la mujer sentenció que “no descansaré hasta encontrar al taxista. Y hacerlo pagar por lo que hizo, aunque eso no me devolverá a mi bebito”.

Por su parte, el presidente de la Confederación Nacional de Taxis y Colectivos en Chile, Héctor Sandoval, manifestó que “es inaceptable lo que ocurrió, porque cuando uno pone el auto a disposición, se transforma en un servicio público. Uno tiene la obligación de prestar un servicio como corresponda”.

“Gran parte del descrédito que tiene el sector es por las malas actitudes de algunos operadores, que son la minoría. El señor que cometió este hecho es del área de los taxis básicos, no taxis colectivos, pero ésto nos sirvió a todos, porque nos enseñó sobre las conductas que tenemos que cambiar al respecto”, reconoció.

Fuente: Emol.com

Comentarios

comentarios

NO HAY COMENTARIOS

Deje su comentario

         




Back to Top