Minera Candelaria: 23 años de compromiso con la región de Atacama

Minera Candelaria: 23 años de compromiso con la región de Atacama

Este 9 de marzo, minera Candelaria cumple 23 años desde que fuera inaugurada oficialmente en 1995. Dos décadas de presencia de la compañía en la Provincia de Copiapó, período en el cual se ha convertido en un importante impulsor de la economía regional y en ejemplo de un trabajo hecho con excelencia operacional, seguridad, respeto al medio ambiente y en conjunto con las comunidades.

Asimismo, la compañía ha hecho significativos aportes en materia de generación de empleo y en la contratación de bienes y servicios de proveedores locales. Su impacto en materia económica ha sido muy importante, toda vez que en la actualidad más de 5.200 personas tienen, directa o indirectamente, una relación laboral con ella.

En estos 23 años, minera Candelaria ha sido pionera y ha marcado hitos relevantes en la minería de la región y en el desarrollo de importantes proyectos, tanto operacionales como de inversión social, como por ejemplo la primera planta desalinizadora en operación en Atacama, el proyecto Candelaria 2030 o la implementación de las oficinas comunitarias de Tierra Amarilla y Caldera, entre otros.

​Del mismo modo, en este período, la compañía ha cumplido cabalmente con el marco legal regulatorio de sus actividades, desarrollando -incluso- iniciativas voluntarias que no son exigidas por la ley, pero que su implementación aporta al bien de la comunidad y de los trabajadores.

MOTOR DE LA ECONOMÍA REGIONAL

Uno de los principales elementos que han ubicado a Candelaria como un importante eje de la economía de Atacama es el impacto sobre el empleo. La compañía es la fuente laboral directa de 1.626 trabajadores propios y aproximadamente 3.600 contratistas; es decir, una fuerza laboral de más de 5.000 personas.

Para operar el complejo industrial que considera mina, planta concentradora, talleres de mantención, planta desalinizadora, puerto y áreas de mantención, entre otras, se requiere la adquisición de bienes, insumos y servicios que aproximadamente en un 36% se compran a proveedores locales.

DESARROLLO COMUNITARIO

Uno de los ejes estratégicos de la gestión de la compañía, es su contribución al desarrollo sustentable de las comunidades cercanas a sus operaciones, en el marco de la Política de Minería Responsable suscrita por la Corporación LundinMining, principal propietaria de Candelaria.

La compañía ha contribuido al desarrollo y bienestar de la Región de Atacama con la implementación de programas de inversión comunitaria, con énfasis en proyectos sustentables en los ámbitos de la salud, educación, fomento productivo, infraestructura, medio ambiente y cultura.

En ese contexto, entre 2014 y 2017, sólo por citar algunos ejemplos, en la cartera de proyectos que se ejecutaron o que aún están en desarrollo destacan el Fondo de Desarrollo de la Pesca Artesanal en Caldera, la ejecución del proyecto Espacio Entre Rieles y la implementación de la Oficina Comunitaria en esa comuna. Además, el programa Inventa Comunidad, el Proyecto Centro Cultural, el programa de trabajo con el Liceo Jorge Alessandri de Tierra Amarilla y los programas de mejoramiento de infraestructura y capacitación comunitaria en esa localidad, entre muchos otros.

CANDELARIA 2030 – CONTINUIDAD OPERACIONAL

Tras la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y la obtención de los permisos sectoriales correspondientes, minera Candelaria inició la construcción del proyecto Candelaria 2030 – Continuidad Operacional, que le permitirá a la compañía extender su vida útil hasta ese año y seguir contribuyendo al crecimiento económico y social de la Región de Atacama y particularmente de Tierra Amarilla, Copiapó y Caldera.

El proyecto considera la construcción del nuevo depósito de relaves “Los Diques”, la reubicación de líneas de transmisión eléctrica y algunos tramos de la ruta C-397, la ampliación del rajo para explotar nuevas reservas y el aumento del volumen de los depósitos de estéril, que son necesarios para la continuidad de las operaciones.

La construcción del proyecto está en un 98% de avance y hasta el momento, se ha requerido la contratación de servicios externos en los que se ha privilegiado a los proveedores locales y la contratación, principalmente, de mano de obra local.

PIONEROS EN DESALINIZACIÓN DE AGUA DE MAR

A cinco años de su puesta en marcha, la Planta Desalinizadora de minera Candelaria le ha permitido a la compañía eliminar voluntariamente el consumo de agua fresca de la cuenca del Río Copiapó para su proceso productivo, mediante el aumento del uso de agua reciclada y fuentes hídricas sustentables.

El complejo industrial, que se encuentra ubicado al interior de las instalaciones del Puerto Punta Padrones en Caldera, tiene capacidad para producir hasta 500 litros por segundo de agua desalinizada de calidad industrial, para abastecer las operaciones del Distrito Candelaria en Tierra Amarilla.

El balance de aguas de la compañía indica que, en promedio, del total de agua que requieren las operaciones, un 85% corresponde a agua reutilizada o recirculada, un 12% a agua desalinizada y un 3% a aguas tratadas.

PUERTO MODERNO, SEGURO Y SUSTENTABLE

Ubicado en la bahía de Caldera, el Puerto Limpio Mecanizado Punta Padrones es un terminal marítimo completamente encapsulado y mecanizado que opera con seguridad y con un estricto control medioambiental, cualidades que lo convierten en uno de los puertos más modernos y eficientes para el embarque de concentrado de cobre.

Estas características han permitido que cuente con las certificaciones ISO 14.001, de Sistema de Gestión Ambiental; ISO 18.001, de Seguridad y Salud Ocupacional; y Código internacional ISPS, que establece un estándar para la seguridad y protección de instalaciones portuarias.

Punta Padrones cuenta con dos edificios principales que cuentan con colectores de polvo y operan con diferencial de presión negativa, evitando la salida de partículas de concentrado hacia el medio ambiente. Asimismo, todas las correas transportadoras están encapsuladas.Para las labores de embarque,cuenta con un cargador móvil que se desplaza a lo largo del barco evitando tener que mover la nave, lo que hace más eficiente el carguío. Además, está provisto de un chute telescópico de cuatro cuerpos que se interna en la bodega del barco lo que disminuye significativamente la posibilidad de emisión de partículas al exterior.

Para vigilar la eficacia de las labores de transporte y embarque de concentrado, en el puerto Punta Padrones se desarrolla permanentemente un completo Programa de Monitoreo y Vigilancia Ambiental, con reportes periódicos a las autoridades, como asimismo auditorias independientes que también son reportadas a la autoridad respectiva.

 

Fuente: Comunicaciones Candelaria

Comentarios

comentarios

Back to Top