Mauricio Ortega: “Soy inocente. Nunca le he pegado a Nabila y ella lo sabe”

Mauricio Ortega: “Soy inocente. Nunca le he pegado a Nabila y ella lo sabe”

En el nuevo capítulo de Informe Especial, la ex pareja de Nabila Rifo, Mauricio Ortega, habló por primera vez con la prensa, desde el penal de Coyhaique, donde cumple condena a 18 años de prisión.

El sujeto, que fue entrevistado por la periodista Paulina de Allende-Salazar, expresó en primera instancia que “la mayoría de la gente de me defiende Coyhaique, cree en mí. De Puerto Montt hacia Santiago, me veían como monstruo”.

“Soy inocente”

Sobre el día del episodio en que entró a casa de Rifo con un hacha, el acusado relató que “yo ese día fui a buscar a mis hijos y la encontré con su pololo. El temor era por su pololo, porque supe que era drogadicto. El hacha estaba en la casa y no entré con ella”.

“Nunca he golpeado a Nabila. Discutimos, como cualquier persona, pero jamás le he levantado la mano. Jamás le he pegado a Nabila, jamás, y ella lo sabe”,sostuvo.

“Discusiones siempre hubo, las que todos tienen como pareja. Hubo gritos y garabatos, mutuamente, pero golpes nunca. Yo después del juicio me vine a enterar de las infidelidades”, agregó.

Luego, acotó que “soy inocente. No hubo ninguna prueba. No sé qué pensar (del testimonio de Nabila). A Nabila no le tengo rabia, aún la quiero, la quiero mucho. Me duele lo que le hicieron. Quiero quedarme con la grabación cuando la escucho diciéndome que soy inocente”.

Ortega esperaba que “Nabila se diera cuenta, que dijera la verdad. Todavía creo que ella se va a arrepentir y va a decir la verdad. Yo sé que ella me quería como yo la quiero a ella. Cada noche pienso en eso”.

“Estoy condenado a 18 años de cárcel por algo que no hice. Voy a luchar por mis hijos, portarme bien, como me dice el más chico”, destacó.

Con respecto a las llaves que se encontraron al lado del cuerpo de Nabila Rifo aquella noche de la agresión, cuando ella ni siquiera manejaba, Ortega afirmó que “yo creo que ella las sacó para evitar que yo saliera en el auto o las tomó por equivocación, porque como son las llaves del mismo portón, están colgadas en el mismo clavito”.

Ante la consulta de por qué se debería creer en su testimonio, el sujeto declaró que “por eso estoy dando la cara. Si antes no di la cara fue por la amenazas”.

“Cuanto estaba con trago, con Nabila no se podía hablar. Ella tenía el tema con el trago, yo no soy de los que hago problema. Yo puedo tomar y llego a la casa sin meter ruido, sin despertarla a ella. No soy así como se me describió”

Consultado sobre la razón por la cual no se buscó la identidad del sujeto que aportó huellas genéticas concretas en Rifo, Ortega expresó que “no entiendo. A mi defensa le dije que por qué no investigan. Ellos me decían que fiscalía no quería investigar más”.

Más tarde, el condenado explicó que Rifo no mencionó al desconocido ni a Defensoría ni en el juicio por “presiones de fiscalía. Ella misma lo decía cuando llamaba a familiares”. Según Ortega, el error de la la Defensoría al no demostrar su inocencia es que no fueron “duros con los fiscales, porque ellos mandan más que los jueces aquí. No investigaron todas las aristas”.

La periodista le consultó además por si se limpió con diluyente las manos para borrar rastros, el acusado explicó que “no, eso es mentira. Mis manos incluso estaban con pintura porque había pintado el día anterior”.

Revisa el capítulo completo de Informe Especial: “Las dudas en el caso de Nabila Rifo”.

 

Fuente: 24horas.cl

Comentarios

comentarios

NO HAY COMENTARIOS

Deje su comentario

         




Back to Top