Los detalles del caso que condenó a los padres de un adolescente por difundir fotos íntimas de niña de 14 años

Los detalles del caso que condenó a los padres de un adolescente por difundir fotos íntimas de niña de 14 años

Fueron los padres de una menor de 14 años quienes efectuaron una denuncia el 3 de octubre de 2014, una semana después de que la madre fuera citada a la oficina de la inspectora del colegio. Ahí, la funcionaria le contó que circulaban en WhatsApp e Instagram fotografías de índole sexual de la niña junto a su ex pololo, un año mayor.

Casi cuatro años más tarde, la Corte Suprema zanjó el caso, condenando a los padres del adolescente que divulgó las imágenes a pagar una indemnización de $3 millones a la víctima y sus progenitores, en lo que fue un fallo unánime.

La resolución establece entre sus argumentos la falta de vigilancia respecto del actuar negligente y culpable de su hijo. Antes, el tribunal de primera instancia y la Corte de Apelaciones rechazaron la demanda que interpusieron los padres de la afectada.

Pero los hechos que llevaron a la situación comenzaron algunos meses antes, cuando ambos menores comenzaron una relación sentimental en 2014, que terminó en septiembre del mismo año.

“No pensó en las consecuencias negativas”

Según la declaración policial del joven de 15 años, la idea de fotografiarse desnudos y en situaciones íntimas surgió en conversaciones con ella y, aseguró, habría sido de mutuo acuerdo.

La versión de la madre de la joven concuerda con el relato: Su hija le contó que efectivamente se tomaron las fotos con su venia, pero que con el pasar del tiempo se sintió manipulada por su pololo, por lo que decidió terminar la relación. Entonces él la habría amenazado con mostrarlas si no retomaban el vínculo.

Según el propio relato del entonces menor de edad, las imágenes fueron compartidas por él en Instagram cerca de las 3 de la madrugada, una noche de mediados de septiembre. En la ocasión, se encontraba conversando con “un grupo de amigos de su confianza”, entre ellos uno a quien le mostró alguna de las imágenes. Después las mostró al resto del grupo.

La idea de filtrarlas habría surgido, según él, en ese minuto, a pesar de que uno de los amigos le sugirió que no lo hiciera. “La mayoría lo alentaba para hacerlo y finalmente hizo caso, porque sintió que era entretenido y no pensó en las consecuencias negativas”, consigna el fallo de la demanda.

“Estas imágenes estuvieron en internet menos de dos segundos, en lo que alcancé a tomarle una captura de pantalla a las imágenes, para luego borrarlas en seguida. Con las capturas de imágenes procedí a compartirlas por WhatsApp”, expresó el joven en su declaración.

Como resultado, la menor recibió hostigamiento en el colegio, de lo que quedó constancia en un intercambio de correos entre sus padres y las autoridades del establecimiento. Finalmente, decidieron retirarla del centro educacional.

La evidencia existente fue considerada como suficiente por el tribunal para “formar el convencimiento legal de que el hijo de los demandados incurrió en la conducta que se le imputa, dando a conocer el contenido de dichas fotografías, lo que permitió su circulación en redes sociales, afectando de este modo a la hija de los actores, al ser expuesta ante la comunidad escolar y social de la que formaba parte mediante la exhibición de escenas que corresponden a su vida íntima”.

 

Fuente: emol

 

Comentarios

comentarios

1 Comentarios

  1. comment-avatar
    Manuel Rodríguez10 julio, 2018 - 16:28

    Cuando los adolescentes quieren jugar a ser mayores pero les falta madurez, responsabilizarse de sus actos.

Deje su comentario

         




Back to Top