La ilusión de Chile ante la opción de clasificar al Mundial de Seven de rugby: “Todo dice que haremos historia”

La ilusión de Chile ante la opción de clasificar al Mundial de Seven de rugby: “Todo dice que haremos historia”

La expectativa de la selección de rugby Seven de Chile es alta. El combinado nacional está a un paso de clasificar al Mundial de la especialidad que se disputará en Estados Unidos y este fin de semana, en el torneo de Viña del Mar, pueden conseguir la importante hazaña.

Los “Cóndores” están cerca, muy cerca de conseguir la gesta. Si ganan el circuito o superan en puntos a Uruguay o Brasil, clasificarán al certamen planetario de manera inmediata.

Hasta ahora, Chile ya se encuentra como el mejor sudamericano y llega con 19 puntos al certamen, tras haber salido subcampeón en el Seven de Punta del Este.

Por lo mismo, las sensaciones en la interna del equipo criollo son de optimismo y confianza. “Claro que vamos a hacer historia. Nuestra meta es ganar el circuito”, asegura el presidente de la Federación de la especialidad, Jorge Araya, en conversación con Emol.

“Queremos ser primeros en el ranking sudamericano para poder acceder a los partidos de los World series de Hong Kong y al Mundial”, complementa, poniéndole desafíos a quienes dirige.

Esto, porque si la selección nacional gana el circuito en la “Ciudad Jardín”, además de ir a San Francisco clasificará automáticamente a los otros dos campeonatos. Las opciones están a la vuelta.

En tanto, Felipe Brangier, capitán de los “Cóndores”, trata de aterrizar un poco las expectativas. “No queremos entusiasmarnos ni celebrar antes de tiempo, pero todo dice que vamos hacer historia”, asegura el seleccionado chileno.

Rivales del grupo

El elenco nacional estará en el Grupo B y compartirá zona con las selecciones de Alemania, Canadá -actual 7° del World Series- y Argentina -número cinco y mejor sudamericano en la tabla-.

Para el capitán nacional, todos los grupos son difíciles. No obstante, destaca lo complicado que será enfrentar a los germanos. “Es un equipo complicado, duro y con muchas condiciones físicas, muy parecido al nuestro. Pero ciertos detalles han permitido que nos quedemos con dos victorias. No me atrevería dar un resultado antes de tiempo”, reconoce.

Chile le ganó a los teutones en la primera fase y también los derrotó en los cuartos de final del Seven de Punta del Este. El primer duelo terminó 21-12 y el segundo 17-10.

Por otro lado, “Los Pumas” y los norteamericanos también generan respeto para el representante chileno. “Canadá y Argentina son eternamente competitivos y que se preparan bajo estructuras profesionales mas contundentes y robustas que las nuestras”, advierte Brangier.

“Es por eso que hay que tener ojo y respeto porque son muy buenos jugadores y tienen trayectoria en este disciplina”, puntualiza.

Jugar en casa

El campeonato se llevará a cabo en el estadio del colegio Mackay de Reñaca. Y desde la federación esperan que el reducto esté repleto, debido a que en el Seven del 2017 la selección exhibió una gran actuación.

“Jugar en casa siempre va a ser una ventaja. Ya lo demostramos el año pasado en Viña, en el que salimos primeros en el ranking. Aún más por la efervescencia de haberle ganado a los ‘All Blacks’ y a Sudáfrica. Es por eso que la gente está expectante de ver jugar a Chile en Viña.”, afirma el directivo.

Brangier coincide con Araya en que la asistencia va a superar los límites. Sin embargo, no cree que la ventaja tenga que ver con competir en casa.

“Jugar en nuestro país es una escenario especial, pero siempre hablamos que es un arma de doble filo para nosotros. Puede ser muy bueno o puede ser complicado. Saber lidiar con la presión, como las distracciones de la gente, de los amigos o de la familia, es muy difícil.”, asegura el jugador.

Experiencia mundialista

A pesar de que Chile ya estuvo presente en un Mundial, en el de Mar del Plata de 2001, ya han pasado casi de 17 años desde aquella proeza. Por ende, en caso de lograr otra clasificación esta semana, sería la hazaña más grande que alcanza esta generación.

Brangier sabe lo complicada que es esta situación, ya que, en caso de meterse en la cita planetaria, llegarían sin mucho roce internacional. “No tenemos experiencia mundialista anterior, pero hemos estado en otras instancias mundiales tales como World Series o Panamericanos, que son competencias de altísimo nivel”, asegura el chileno.

“Nostros hoy en día estamos en condiciones de pararnos de igual a igual a cualquier equipo. Sabemos que podemos ganarle a equipos más experimentados”, añade Araya.

El plantel chileno buscará superar en puntos a las selecciones de Brasil, Uruguay y Colombia. Por ahora, ya dio un paso en llevarse 19 unidades desde Punta del Este, lo que lo deja con ventaja con miras al torneo que arranca este fin de semana en la V Región.

Fuente: Emol.com

Comentarios

comentarios

Back to Top