La historia del primer chileno encordador de raquetas que trabajará en un Grand Slam

La historia del primer chileno encordador de raquetas que trabajará en un Grand Slam

Sentado en el sillón de su casa le dice a su mujer: “No me molestí, estoy viendo jugar a su majestad”. Su esposa se para, se va y lo deja disfrutando del partido. Quien habla es Josué González, encordador de raquetas nacional, y a quien se refiere es a Roger Federer, su ídolo.

A partir del lunes, González emprenderá un viaje con destino a Melbourne y su sueño se podrá cumplir, ¿por qué? porque será el primer chileno encordador de raquetas en trabajar en un Grand Slam. Y, además, podrá cumplir su anhelo de compartir y colaborar con su máximo referente del tenis.

Pero la historia comenzó hace más de 20 años, cuando González, aún un niño, conoció a Exequiel Carvajal, más conocido como “Yogurt de Mora”, histórico encordador de raquetas del equipo de Copa Davis, por medio de la mejor amiga de su mamá, quien pololeaba con “Yogurt”.

De chico sus papás se separaron y Carvajal hizo el papel de padre. A partir de ahí lo empezó a llevar a partidos de tenis y le enseñó el arte de lo que implicaba su trabajo.

Después de la enseñanza de su mentor, González, actualmente de 31 años, empezó a trabajar en distintos torneos locales e internacionales, hasta que en 2013, viajó al US Open, pero como colaborador de otro nacional: Guillermo Nuñez.

Cómo será su trabajo en el Grand Slam

Dentro de un staff de 25 personas, de distintas partes del mundo, González representará a Yonex Chile, como brand manager, en el Abierto de Australia, que comienza el 15 enero. Pero su principal anhelo, es poder ver a su principal referente: Roger Federer y trabajar para él. Al histórico tenista sueco, actual número dos del ranking ATP, lo describe como “su majestad”.

Además. se podrá reencontrar con tenistas como Rafael Nadal y Novak Djokovic, a quienes ya conoció cuando fue la despidida de Nicolás Massú en 2013. A los destacados tenistas los conoció con Fernando González, a quien cataloga como “un amigo” y “el tenista que más raquetas me pedía”, como intermediario.

“Nadal es humilde, tranquilo y buena persona. Novak, es simpático, carismático, y bueno para la talla”. Y, agregó: “La personalidad de ambos como persona, es la misma que representan cada uno en la cancha”.

Trabajo silencioso

Para el futuro representante chileno, el trabajo de encordador es de gran transcendencia para cualquier tenista. “Yo creo que en el tenis los principales responsables del resultado son los jugadores, pero el encornador se lleva un importante papel. Nuestro trabajo es silencioso”.

Como si fuese un estadístico del tenis, Gonzalez analiza cada partido del jugador con el que está trabajando. “El encordador no se puede ir hasta que no termine el último partido de la jornada. Tiene que estar pendiente de todo lo que pasa”.

“Además, tiene disponible para cualquier imprevisto del partido y jugador, como por ejemplo, las condiciones del clima”, sentenció.

La mujer de Josué, que le costaba comprender lo que significaba ver los partidos de Federer, ahora lo ayuda lo con las maletas y lo apoya en lo que será: el trabajo más importarte que tendrá por delante, este encordador de raquetas.

FUENTE EMOL.COM

Comentarios

comentarios

Back to Top