Kinross se mantendrá en Chile y analiza reactivar mina de oro La Coipa

Kinross se mantendrá en Chile y analiza reactivar mina de oro La Coipa

La minera canadiense Kinross, de las auríferas más importantes del mundo, volvió a considerar a Chile como uno de los mercados en lo que espera crecer, luego que hace algunos meses estudiara enajenar todos sus activos que posee en el país.

La compañía, basada en Toronto, activó a mediados del año pasado un proceso exploratorio sobre interesados por sus activos en el país, a cargo de Scotiabank, pero ahora señalaron que se mantendrán en Chile e, incluso, analizan fórmulas para reactivar La Coipa, mina ubicada en Atacama y que paralizó en 2013.

El presidente y CEO de la firma, Paul Rollinson, señaló que ven oportunidades relevantes de crecimiento en la Región de Atacama, en la zona de Maricunga, por lo que optaron por mantener activos en esa área.

“Creo que la conclusión es que no estamos buscando salir de Chile”, añadió el máximo ejecutivo de la minera en conferencia con analistas.

Por eso ven potencial en la mina Maricunga y el proyecto Lobo Marte, ambos ubicados en la Región de Atacama (ver recuadro). Eso sí, la compañía vendió el 25% de la propiedad que mantenía en Cerro Casale, megaproyecto de oro que actualmente es un joint venture entre Barrick y Goldcorp.

Las opciones para reactivarla

La Coipa es una mina de oro y plata ubicada en las cercanías de Copiapó que inició su actividad en 1993, pero que en octubre de 2013 paralizó las operaciones temporalmente dado que no era rentable su explotación.

“En 2013, (La Coipa) era el activo de mayor costo. Nuestro objetivo es generar flujo de caja, no solo producir onzas. Por eso la suspendimos”, explicó a los analistas Rollinson.

Pero la inactividad podría llegar a su fin dado que las exploraciones realizadas en depósitos cercanos al principal han sido exitosas. “Teníamos una teoría sobre depósitos satélite de grado superior. Perforamos esos depósitos satélite y nuestra tesis resultó correcta. Así que en realidad tenemos una posibilidad bastante atractiva de reabrir La Coipa”, añadió.

El proyecto que ha estudiado la compañía para reactivar la faena es la denominada Fase 7, la que contemplaría una inversión de USD 200 millones.

Sin embargo, la poca vida útil que le queda a la faena atenta contra la toma de una decisión rápida de reapertura. “El único aspecto negativo para mí en La Coipa es que tenemos una vida corta. Actualmente son cinco años. Así que no tenemos prisa por reabrirla”, indicó Paul Rollinson.

 

Fuente: portalminero.cl

Back to Top