Gobierno argentino estudia bajar la edad de imputabilidad para menores

Gobierno argentino estudia bajar la edad de imputabilidad para menores

El gobierno argentino impulsa una reforma penal juvenil que buscará consensos para avanzar en una reducción de la edad mínima de imputabilidad que en la actualidad es de 16 años, admitió este miércoles una fuente gubernamental.

“La posición del gobierno es que hay una situación en la franja de 15 años que debe ser abordada por la ley, pero estamos abiertos a construir consensos con Unicef, con expertos y todo el arco político”, dijo a Radio Nacional el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano.

El ministro anticipó que durante este año se abrirán consultas para presentar un proyecto a debate legislativo recién en 2018.

“Ya empezamos a trabajar junto con Unicef, expertos y jueces en un abordaje del régimen penal juvenil”, dijo y consideró que la actual ley que establece la imputabilidad a partir de los 16 años “es una ley básicamente paternalista, dictada durante la dictadura (1976-83) que debemos modificar”.

El disparador fue el asesinato la semana pasada en ocasión del robo a un adolescente de 15 años baleado en la cara por otro de su misma edad, en Flores, barrio natal del papa Francisco, que generó gran conmoción social.

“Hay una cadena delictiva que tiene a jóvenes como victimarios y víctimas. Siempre son mayormente jóvenes los que están involucrados en el delito”, dijo Garavano.

Unicef Argentina manifestó su postura este miércoles mediante un mensaje en Twitter donde expresó que “se requiere aprobación de una Ley de Justicia Penal Juvenil que no disminuya la edad de #imputabilidad”.

En Unicef “son muy reacios (a bajar el límite de edad), aceptan que desde los 14 es una edad razonable, pero la posición de ellos es tratar de no bajar la imputabilidad. Es una decisión que respetamos y va a ser oída”, dijo Garavano.

Según explicó “si bien mediáticamente el foco se pone en la edad, el problema es mucho más grave, tiene que ver con la posibilidad de reinserción escolar y laboral” del joven que delinque.

“Cuando son jóvenes de 15 años próximos a cumplir los 16 también hay una discusión acerca de si tiene o no responsabilidad penal, lo cual es muy arbitrario”, consideró.

Según estadísticas oficiales “el salto mayor (en el delito respecto a la edad) es a los 15 años, más que a los 14”.

“El Estado puede dar respuestas tempranas porque perdemos todo el universo inicial de cómo los jóvenes van ingresando lentamente al delito, un proceso de degradación y abandono por parte de la familia, el Estado y la sociedad”, afirmó.

Desde la oposición apoyaron el debate de una nueva ley pero rechazaron una eventual reducción de la edad.

“Ningún tratado internacional de los cuales Argentina es tributaria recomienda reducir la edad mínima penal, por el contrario, establecen la necesidad de llevarla a los niveles más altos”, advirtió el dirigente peronista Julián Dominguez, ex diputado nacional y presidente de la Cámara de Diputados entre 2011 y 2015.

Fuente: 24horas.cl

Back to Top