Femicidio: Preocupación y Responsabilidad de Todos

Femicidio: Preocupación y Responsabilidad de Todos

Fiscal Regional de Atacama, Alexis Rogat Lucero

La Fiscalía enfrenta a diario el dolor de las víctimas y de sus familias, intentando responder ante la comunidad con un afán de justicia, sobre todo en aquellos casos graves, violentos y de alta conmoción pública. Los Fiscales trabajan arduamente para mitigar ese dolor a través de una investigación eficiente que derive en una condena justa, pero proporcional al delito cometido.

Pero, ¿cuál puede ser la pena justa para el conviviente que agrede a su mujer para luego, ya indefensa, darle muerte? ¿Cuál puede ser la pena justa, para aquellos padres e hijos, a quienes se les arrebata la vida de un ser amado?

En las últimas semanas la Fiscalía de Atacama expuso ante el Tribunal Oral en lo Penal de Copiapó dos casos por el delito de femicidio cometidos el año 2015, que afectaron a Estephanía Morales Rivera y Joselin Riquelme González, ambas fallecidas de mano de sus respectivos convivientes de manera violenta. El primero de éstos, ocurrido en Caldera y, el segundo, en el sector de Paipote en Copiapó.

Los fiscales Juan Andrés Shertzer, de la Fiscalía Local de Caldera y Christian González, de la Fiscalía Local de Copiapó; dirigieron las respectivas investigaciones dando muestras de un trabajo serio, llevado adelante con profesionalismo y que fue apoyado en todo momento por la policía, por los organismos colaboradores y, muy especialmente, por las familias de quienes perdieron la vida en tan trágicos eventos. Este respaldo y decidida cooperación de los familiares de las víctimas fue de vital importancia, tanto en la etapa indagatoria como en la fase probatoria desarrollada durante el juicio oral correspondiente. La valentía por ellos demostrada, dejando de lado el dolor provocado por la pérdida violenta de un ser amado para dar fiel testimonio de esta vivencia ante los Jueces del Tribunal, resultó determinante en las sentencias obtenidas por la Fiscalía de Atacama en cada uno de estos casos: 15 años y un día de cárcel para el autor del femicidio de Estephanía Morales y presidio perpetuo simple, es decir, 20 años de privación de libertad para el autor del femicidio de Joselin Riquelme.

Debo reconocer que pocas veces en Atacama hemos sido testigo de hechos tan atroces, pero gracias a un trabajo planificado y mancomunado entre todos aquellos órganos del Estado llamados a tutelar el bien jurídico más preciado, se logró dar respuestas a esas víctimas, a esas familias y a la comunidad atacameña.

NO HAY COMENTARIOS

Deje su comentario

         




Back to Top