Estudio asegura que las personas desordenadas son más inteligentes

Estudio asegura que las personas desordenadas son más inteligentes

¿Eres de las que ha tenido que lidiar toda la vida con el ítem limpieza? ¿Siempre te persiguieron para que ordenaras tu pieza? ¿Eras constantemente castigada por tu desorden?

¡Tranquila! Si te sentiste identificada con algunas de estas preguntas, llegamos a contarte dos cosas: primero, no estás sola, y segundo, ser desordenada no sería tan malo como toda la vida nos lo han hecho ver.

Al menos así lo plantea un estudio realizado por John Haltiwanger, profesor de economía en la Universidad de Maryland-College Park, quien plantea que las personas desordenadas son más inteligentes. ¡Sí! Tal como lo lees.

El argumento de este descubrimento científico se basa en distintos genios de la historia como Picasso, Jackson Pollock, Einstein o la misma J.K Rowling, quienes tienen en común haber tenido estudios muy desordenados y alegar que eso les daba inspiración.

Es así como Haltiwanger postula que las que somos desordenadas seríamos más inteligentes que el resto por tres razones:

1. Tendríamos mayor creatividad

Según otro estudio complementario realizado por el Minnesota Carlson School of Management, un entorno desordenado incrementa la creatividad e inspira a romper lo tradicional, produciendo nuevos y mejores conocimientos. Esto se diferenciaría de los entornos ordenados, los cuales fomentan a las personas a lo convencional y a quedarse en la zona de confort.

2. El desorden: nuestro foco de inspiración

Dicen que hay que ver la belleza en el caos, y por supuesto que a todas nos ha pasado que ordenamos nuestra pieza o casa y no sabemos cómo, al día siguiente, ya está todo desordenado. Según este estudio las personas desordenadas serían más espontáneas y no dejarían que su vida se dicte por lo convencional. Además, dejan lo más importante y urgente cerca, dentro de todo el desorden que tienen.

3. Somos más arriesgadas y espontáneas

Las personas desordenadas en general van en contra de todo y todos, no se detienen en los detalles, sino que se enfocan en resolver el problema. Tienen más ánimo de aventura y no temen equivocarse como las personas estructuradas.

Ya sabes, la próxima vez que te digan desordenada ya tienes un argumento de peso para decir que, es lo mejor que te podría pasar.

 

Fuente: m360

Comentarios

comentarios

NO HAY COMENTARIOS

Deje su comentario

         




Back to Top