Correos y whatsapps revelan reparos y dilación de Conaf e Interior ante oferta del Supertanker

Correos y whatsapps revelan reparos y dilación de Conaf e Interior ante oferta del Supertanker

Una serie de intercambios de e-mails y mensajes de WhatsApp revela reparos y demoras de funcionarios del Gobierno y de la Conaf ante la oferta que hizo Lucy Ana Avilés -chilena radicada en Estados Unidos-, cuya fundación Viento Sur ofreció enviar y costear por completo la acción del avión Supertanker ante los incendios que afectaban al país.

El diputado PPD Jorge Tarud tuvo acceso a estas comunicaciones y señala que las presentará en la Comisión Investigadora titulada “”de los problemas de recursos, logística y organización existente en el país para el manejo de emergencias producidas por incendios forestales”. La instancia sesiona este lunes.

De acuerdo a los mensajes, el día 21 de enero fue el primer contacto que estableció Magdalena Moreno, directora de la Fundación Viento Sur -ligada a Lucy Ana Avilés- con Fernando Parada, jefe de Operaciones Terrestres y Aéreas de la Corporación Nacional Forestal, a través de la red social WhatsApp, indica “El Mercurio”.

Parada afirma en los mensajes que, en su opinión técnica, “esos aviones no sirven” para Chile.

El día 23 de enero, según consta en los mensajes, Moreno solicitaba fervientemente una carta de autorización a la Subsecretaría del Interior a través de la funcionaria Alicia Cebrián. Ese mismo día, el director de Conaf, Aarón Cavieres (PS), señalaba que “aviones más grandes no sirven para combatir este tipo de emergencias”, durante una entrevista televisiva.

Mientras que un e-mail de Alicia Cebrián enviado a Magdalena Moreno decía lo siguiente (23 de enero a las 16.19 horas):

“Magdalena: en relación al ofrecimiento y considerando la información que nosotros manejamos, entregada por el organismo técnico, es que este avión no es apto para las condiciones de nuestro país, me permito informarte que el ofrecimiento solo es posible de aceptar si cumple con los siguientes requisitos:

1) Que sea con cargo al proveedor el gasto de traslado del avión desde el país de origen a Chile.

2) Que sea con cargo al proveedor el gasto de la tripulación y sus respectivos seguros.

3) Que sea el proveedor quien consiga los permisos para ingresar a Chile.

4) La gestión para usar pista del Grupo 10 de la FACh o del aeropuerto AMB debe ser del proveedor.

5) Los gastos de operación de los días que permanezca en Chile deben ser con cargo al proveedor.

6) Necesitamos el detalle de operaciones de carga y recarga de agua y combustible, vale decir, cómo y dónde realizará lo anterior.

7) Deberán ponerse a disposición del organismo técnico chileno CONAF, quien definirá el o los lugares donde se concentrará el apoyo de este recurso”.

Otro de los e-mails, enviado por la propia Lucy Ana Avilés -quien se ha quejado de falta de celeridad del Gobierno- a Cebrián, afirma (23 de enero, a las 20:56 horas):

“Buenas noches. Quería saber si recibió mi mail con las respuestas. En caso contrario, le repito que pagaremos todo de todo hasta 6 días, luego el avión vuelve a USA. Si el gobierno quiere tenerlo por más días bajo el cargo de ustedes lo podemos conversar”.

Cuatro días después del primer contacto de Viento Sur con la Conaf, el director de la institución, Aarón Cavieres, emitía un comunicado señalando que autorizaba “su ingreso a Chile para realizar una demostración por dos días de prueba, en los lugares que la Conaf determine, sin costo alguno para el Estado de Chile”.

Fuente: Emol.com

Back to Top