Caserones trabaja en recuperar normalidad de sus operaciones

Caserones trabaja en recuperar normalidad de sus operaciones

Entre las principales dificultades, está la falla en su línea de transmisión eléctrica ocurrida durante la contingencia climática.Este miércoles 17 de mayo se restableció la conectividad terrestre con la capital regional y la minera realizó su primer cambio de turno desde que se declaró el frente de mal tiempo

Sin personas lesionadas ni daños a su infraestructura, aunque con paralización de sus actividades normales de producción, es el balance general que presenta Caserones luego del paso del frente climático que afectó a la Región de Atacama.

Falla en Línea Eléctrica

Durante la condición climática adversa, la operación minera fue afectada por una falla en su línea eléctrica de alta tensión, que se tradujo en una interrupción del suministro desde el Sistema Interconectado Central (SIC). La contingencia se abordó disponiendo de generadores de respaldo para mantener la habitabilidad del Campamento y los refugios, como también para soportar  actividades críticas básicas de las plantas Concentradora e Hidrometalurgia. Estas actividades, principalmente de mantención, tienen el objetivo de asegurar el  rápido retorno a la producción una vez se restablezca el suministro eléctrico.

Actualmente, se trabaja en la reparación de la línea eléctrica para reponer el suministro normal en los próximos días.

Conectividad vial

Se suma a las dificultades que impactaron a Caserones los cortes de caminos en las rutas C-35 y C-453 producto de las precipitaciones en el Valle, que dejaron sin contacto a la faena y localidades cercanas con Tierra Amarilla, capital de la comuna.

Caserones, en un trabajo coordinado con la Dirección de Vialidad, apoyó con maquinaria y personal en el restablecimiento de la conectividad en el sector alto del Valle de Copiapó. Gracias a este esfuerzo, los trabajos de emergencia efectuados permiten hoy el tránsito con precaución por la ruta del Valle.

Cambio de Turno y ayuda a la comunidad

En materia de seguridad de las personas, la Compañía contó en todo momento con las condiciones necesarias de habitabilidad, alimentación, comunicación, atención de salud y seguridad para la dotación en faena, tanto en los tres refugios ubicados en las instalaciones industriales, como en el Campamento Carrizalillo.

Con el restablecimiento de la conectividad terrestre, Caserones realizó este miércoles 17 de mayo su cambio de turno, con la bajada de la dotación propia y de empresas colaboradoras que se mantuvo en faena durante el temporal que afectó a la zona. A su vez, el contingente de recambio inició la subida desde la capital regional y desde otros puntos del país.

En paralelo, la empresa ha mantenido su preocupación por las localidades cercanas, coordinando la ayuda durante la emergencia, como entrega de colchones, frazadas y suministros básicos, con la Ilustre Municipalidad de Tierra Amarilla.

 

Fuente:comunicaciones caserones

Back to Top