Bachelet asegura que cuando asumió su último gobierno “el país se había estancado”

Bachelet asegura que cuando asumió su último gobierno “el país se había estancado”

En una entrevista exclusiva para el portal The Clinic, la ex presidenta Michelle Bachelet abordó una serie de temas de contingencia, pero en especial destacó los avances en Educación durante su último Gobierno, y de paso criticó la frase del actual jefe de la cartera, Gerardo Varela, en relación a la realización de “bingos” para solventar fallas estructurales en colegios.

Entre los principales logros de su gobierno, la ex mandataria aseguró que antes de asumir se planteó “hacer de Chile un país menos desigual, con más justicia, con más igualdad de derechos y oportunidades, y esto tuvo distintas traducciones”.

En cuanto a las debilidades, catalogó que hubo escasos avances en lo que concierne a pobreza, injusticia social y en lo económico, pero puntualizó que “el país se había estancado. Había crecimiento, pero aunque las clasificadoras de riesgo Moody’s y Fitch difieren sobre en qué momento empezó a bajar la economía, yo veía que a finales del 2012 había ido ralentizándose, sobre todo en sectores como el manufacturero”.

“YO NO TENÍA DIMENSIÓN EXACTA DE LOS DÉFICIT EDUCACIONALES”

Entrando de lleno al tema educacional, la ex jefa de Estado reconoció que”en mi primer gobierno, yo no tenía la dimensión exacta de los déficit educacionales que teníamos”.

En ese marco, aprovechó la instancia para establecer una crítica al actual encargado de Educación y su polémica frase de hace algunas semanas: “Habíamos hecho varias cosas, sobretodo en educación inicial, en salas cunas y jardines, asuntos en los que continuamos y en los que hay que seguir avanzando. Teníamos claro que había un problema de infraestructura, y nosotros somos de los que creemos que eso tiene que arreglarse con aportes del Estado y no con bingos”.

Bachelet aseguró que como Gobierno “decidimos que la educación requería un cambio estructural, un cambio de paradigma, que fuera vista como un derecho y no como un bien de consumo. Y creo que lo logramos. Me hubiera gustado que la economía fuera mejor y haber podido llegar a la gratuidad para un 100% durante mi gobierno, pero dada la economía que tuvimos llegamos a un 60%, lo que no es malo”.

Agregó sobre la reforma educacional que “si bien no fue perfecta y hubo cosas que me hubieran gustado un poquito más allá o un poquito más acá, logramos transformar -no en la cabeza de todos, porque hay gente que sigue pensando que la educación no es un derecho sino un bien de consumo- el modo de ver la educación (…) Una autocrítica que puedo hacerme como gobierno, es que nos planteamos metas muy ambiciosas y de repente el Estado no está en condiciones reales de responder a eso. Igual nos planteamos implementaciones graduales”.

“LA ECONOMÍA NO HA CRECIDO A LA VELOCIDAD PROMETIDA”

La ex Presidenta abordó también la supuesta despreocupación que hubo durante su gestión por el crecimiento, lo cual rechazó de plano: “Como ahora la economía no ha crecido a la velocidad prometida, resulta que la explicación que se da es que es mi culpa, todo supuestamente por las reformas, pero estas dos instancias calificadoras de riesgo internacionales (Moody’s y Fitch), dicen: “No, señores. Esto no es así”. La economía empezó a bajar, según Moody’s en 2010 y según Fitch a partir de 2012. La economía se ralentizó en el mundo”.

Agregó más adelante  que “a la distancia, he visto mucho anuncio pero no los resultados prometidos. He visto una economía debilucha, que ha aumentado el desempleo. A lo mejor es injusto de mi parte hacer una evaluación definitiva a tan pocos meses, pero yo diría que ojalá todas las reformas que permiten que la gente esté en mejores condiciones sí continúen y su implementación vaya progresando en la medida que fueron pensadas. Ojalá no haya retroceso en ninguno de los avances”.

Un tema que dejó incorforme a Bachelet fue el proceso para redactar una nueva Constitución. Sin embargo, valoró el envío de la iniciativa: “Todo el trabajo que se hizo en función de la nueva Constitución fue un proceso muy importante de participación en Chile. Nunca habían participado en algo 240.000 personas. Yo participé en el Consejo Ciudadano, y el proceso, mientras duró, fue una experiencia extraordinaria, pero terminó raro. Creo que muchos sentimos que fue abandonado. Fue muy largo el proceso de recopilación y de reconstrucción de un proyecto de Ley que pudiera, en la medida de lo posible, tomar toda esta diversidad y riqueza de la discusión. Sin embargo, yo opté por mandar igual este proyecto de Ley, porque todo proyecto es perfectible”.

La ex Presidenta también se dio el tiempo para hablar de política. En ese sentido, abordó las críticas que hizo en contra de su Gobierno el Frente Amplio: “Sus críticas son acertadas en algunos casos, equivocadas, en otros y, a veces, injustas”.

Bachelet se explayó en este tema: “He estado con algunos que le dicen a otros: “Oye, tú no eres de izquierda, yo sí”. Asumir que el que no piensa exactamente igual no es de izquierda, me parece errado. No hay una sola izquierda, ni tampoco una sola derecha. Más allá de eso, me quedo con la fuerza de los jóvenes, con las ganas de hacer cosas, con ese compromiso de justicia social, que me parece que le hace bien a Chile”.

“HOY ME DECLARARÍA MÁS FEMINISTA QUE ANTES”

Si bien la ex Presidenta Bachelet no cree que la explosión feminista sea herencia suya, sí quiso valorar que este tema esté instaurado en la sociedad: “Cuando yo era joven, no me declaraba feminista, porque en esa época el feminismo que conocía no incluía en su relato las condiciones político-sociales. Para mí no bastaba luchar contra la cultura patriarcal para mejorar la sociedad. Hoy me declararía más feminista que antes, porque se conjugan más claramente las dos cosas: una mirada política junto terminar con la cultura patriarcal”.

A modo de consejo, la ex jefa de Estado declaró enfocar la mirada en “cómo lograr que esto no sea un momento, sino que sea un proceso para delante”.

También se mostró enfática en recalcar que no se volverá a presentar como candidata a algún cargo político: “No ¡Nunca más! Lo he dicho muchas veces, no sé por qué no me creen”.

Por último, consultada por el impacto que provocó durante su período el caso Caval reconoció que “siempre es doloroso cuando en gran medida, por razones políticas, la familia es afectada. No conozco el proceso así que no puedo saber, pero lo que sí sé es que hubo mucho objetivo político también”.

 

Fuente: 24horas.cl

Comentarios

comentarios

2 Comentarios

  1. comment-avatar
    VERONICA10 agosto, 2018 - 10:32

    ¡¡¡ VIEJA MENTIROSA, MAÑOSA !!!

  2. comment-avatar
    ALICIA VIDELA9 agosto, 2018 - 16:54

    todo estos despidos serán culpa de piñera es muy cara de palo dejo un país endeudado económicamente mal ahora viene a criticar al gobierno actual si ella no hizo nada algo a ultima hora y amarro todo maloo y cree que la gente la sacaria de nuevo nicaaaaa

Deje su comentario

         




Back to Top