Avanzan diseños de planes reguladores que incluyen zonas de riesgo en Atacama

Avanzan diseños de planes reguladores que incluyen zonas de riesgo en Atacama

Ciudades de la región afectadas por los aluviones de los años 2015 y 2017 normarán las zonas de riesgo e inundaciones dentro de las áreas urbanas.

Avance de este trabajo fue presentado a la Cámara Chilena de la Construcción por parte de autoridades del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Chañaral, Diego de Almagro, Copiapó y Tierra Amarilla, son las ciudades en las que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) está desarrollando adecuaciones a los planes reguladores comunales (PRC) para determinar cuáles son las zonas de riesgo e inundación dentro de las áreas urbanas, tomando en cuenta los aluviones que han afectado a la región de Atacama tanto en 2015 como en 2017. A estas se suma la provincia del Huasco, trabajada en base a un plan regulador intercomunal (PRI).

La información fue comentada en una reunión sostenida entre el Seremi del Minvu, Rodrigo Ocaranza, el Director de Serviu, Patricio Escobar, y directivos de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Copiapó, liderados por su presidente, Juan José Arroyo.

De esta manera se busca delimitar, normando el territorio, los sectores en que se puede intervenir y aquellos que representan un peligro para las personas, proyectando el desarrollo de ciudades de la región en base a los efectos del cambio climático y las necesarias obras fluviales y de control aluvional que actualmente diseña el Ministerio de Obras Públicas (MOP).

Al respecto de este trabajo, el Seremi del Minvu declaró que “es básico entender que en la realidad que estamos viviendo hoy en día en Atacama y también en el resto del país, hay zonas en que se van a poder intervenir y otras que definitivamente no, en este aspecto es impulsar el desarrollo de región con responsabilidad, con esfuerzo y con un trabajo mancomunado entre el mundo público y privado para generar una mejor Atacama”.

En la misma línea, el presidente de la CChC Copiapó, Juan José Arroyo, junto con destacar la jornada, comentó que esta nueva forma de normar el territorio es una manera de “modernizar y adecuar los instrumentos de planificación, como son los planes reguladores. Vemos que está bastante avanzado este trabajo y tenemos esperanzas de que puedan surgir normativas que tengan concordancia con la nueva realidad regional y que por sobre todas las cosas asegure la vida de cada uno de los habitantes de la región de Atacama y ponga por delante al bien común”.

Se espera que dentro de este y el próximo año, todos los planes reguladores de las ciudades involucradas estén listos -que en este caso están enfocados sólo en normar las áreas de peligro, dada la atribución que permite la ley en caso de urbes afectadas por eventos naturales-, dinámica que tanto desde el Ministerio como de la Cámara se considera clave para proyectar una región resiliente para el largo plazo, proteger a la población y sus bienes y establecer reglas claras de inversión. Del mismo modo, desde el gremio constructor hicieron un llamado para seguir avanzando con decisión en el desarrollo de infraestructura crítica que proteja a la población ante bajada de quebradas y desbordes de ríos.

 

Fuente: Cchc Copiapó

Comentarios

comentarios

Back to Top