Arrancan los JJ.OO. de Invierno de Pyeongchang, los que estarán marcados por la “tregua” entre las dos Coreas

Arrancan los JJ.OO. de Invierno de Pyeongchang, los que estarán marcados por la “tregua” entre las dos Coreas

La XXIII edición de los Juegos de invierno, con sede en PyeongChang, se inaugurará este viernes en el Estadio Olímpico de esta localidad de Corea del Sur, uniendo a las competiciones deportivas la sana intención de rebajar la tensión en una zona nunca exenta de la misma durante casi setenta años.

Los Juegos tendrán lugar en la región de Gangwon -a unos 100 kilómetros de la zona desmilitarizada (DMZ)-, también dividida en dos tras el sangriento conflicto de tres años frenado en 1953 y que dividió la península en dos naciones que aún siguen, técnicamente, en guerra.

Pero que podrían acercarse gracias a esta cita olímpica, que ha servido para que Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano, Kim Jong-un, viaje con una delegación de altos cargos del régimen que visitará desde este viernes al domingo Crea del Sur. La primera vez que se dejará ver en tierra vecina un miembro de la dinastía norcoreana que arrancó con Kim Il-sung, abuelo del hoy mandatario.

Corea del Sur albergará, por tercera vez en Asia, unos Juegos de invierno. Los dos anteriores los organizó Japón, en 1972 en Sapporo y en Nagano, que albergó en 1998 los últimos Juegos del pasado siglo.

Los de PyeongChang serán los segundos que organiza el país, cuya capital, Seúl, fue sede de los de verano en 1988. En total, Asia será olímpica por quinta vez, ya que en 1964 Tokio también acogió la cita estival.

Tras dos intentos infructuosos, los que se acabaron llevando Vancouver (Canadá), sede en 2010 -por solo tres votos-, y Sochi (Rusia), hace cuatro años, a la tercera fue la vencida y PyeongChang fue elegida en la Sesión del Comité Olímpico Internacional (COI) que tuvo lugar el 6 de julio de 2011 en Durban (Suráfrica). Esta vez, la opción surcoreana se impuso a las de Annecy (Francia) y Múnich (Alemania), por lo que acogerá a partir de este viernes y hasta el día 25 la XXIII edición de los Juegos de invierno.

Si bien podrían marcar el principio del fin de las tensas relaciones entre las dos Coreas, los Juegos no han estado exentos de polémica durante las jornadas previas.

Rusia, sus casos de dopaje, los recursos de sus deportistas, las invitaciones denegadas por el COI y las apelaciones convivieron con el anuncio, por parte del Comité Organizador -y sus obligadas disculpas-, de que 1.200 miembros de su seguridad privada fueron apartados, como medida preventiva, por un norovirus (que provoca vómitos y calambres en el estómago) muy contagioso. Que ya ha mandado al hospital a más de cien personas.

En PyeongChang se superarán, por primera vez, las cien pruebas en una cita invernal. Habrá 102, distribuidas en quince deportes: esquí alpino, biatlón, bobsleigh, esquí de fondo, curling, patinaje artístico, esquí acrobático (‘freestyle’), hockey hielo, skeleton, combinada nórdica, patinaje de velocidad, snowboard, saltos de esquí, luge y patinaje de velocidad en pista corta (‘short track’).

Cerca de 3.000 deportistas de 93 países competirán en estos Juegos, que estrenan cuatro disciplinas en su programa: el ‘big air’ de snowboard, la prueba por equipos (mixtos) de esquí alpino, el doble mixto de curling y el patinaje de velocidad en pista corta con salida en masa.

La mayoría de las pruebas se disputarán en dos áreas, la de Alpensia -donde está el Estadio Olímpico en el que este viernes se inaugurarán los Juegos- y la de PyeongChang, a excepción de las dos que están algo más separadas: la de JeongSeon, que albergará las pruebas de velocidad de esquí alpino (descenso y supergigante), y la del Bokwang Phoenix Park, sede de las de freestyle y snowboard.

En Alpensia -donde las temperaturas, llamadas a suavizarse algo en futuras jornadas, llegaron a alcanzar mínimas de 21 grados bajo cero- se encuentran los centros de saltos, de deslizamiento, de esquí de fondo y de biatlón.

Esa zona también incluye la estación de Yong Pyong (el Valle del Dragón), donde buscarán la gloria, tanto en gigante como en eslalon, el austriaco Marcel Hirscher y la estadounidense Mikaela Shiffrin, los dos dominadores del esquí alpino, el deporte rey invernal, en el que también brillará la figura de otra estadounidense, Lindsey Vonn.

En Gangneung, la zona costera que da al Mar de Japón, se disputarán la mayoría de las pruebas de hielo, entre ellas el curling, el hockey masculino (el femenino -en el que las dos Coreas comparten equipo-, tendrá lugar en Kwandong), el patinaje de velocidad, el ‘short track’ y el patinaje artístico.

La primera jornada de competición coronará, el sábado, a los cinco primeros campeones olímpicos de PyeongChang: en biatlón, esquí de fondo, ‘short track’, patinaje de velocidad y saltos de esquí, con el primer ‘plato fuerte’ de los Juegos, la competición el trampolín corto. En ella, el japonés Noriaki Kasai batirá el primer récord en PyeongChang: con 45 años será el primero en competir en ocho Juegos Olímpicos de invierno.

Fuente: Emol.com

Comentarios

comentarios

Back to Top