Ante el rumor y alerta de un eventual llenado del Embalse Lautaro, este se encuentra a un 85% de su máxima capacidad

Ante el rumor y alerta de un eventual llenado del Embalse Lautaro, este se encuentra a un 85% de su máxima capacidad

Frente a las preocupación de aumento de caudales del Río Copiapó y sus Afluentes, y ante la amenaza real de peligro para la seguridad de la sociedad civil, la JVRC hace un llamado a la población a informarse sobre estos hechos a través de los medios oficiales de comunicación de las autoridades encargadas de velar por monitoreo y control del recurso hídrico. La JVRC como corporación de derecho privado y sin fines de lucro, encargada de administrar y distribuir derechos de aguas superficiales, a diario registra los caudales en su página web www.jvrc.cl para que estos sean revisados por sus socios y cualquier persona que requiera la información.

La Organización, frente al rumor y alerta de un eventual llenado del Embalse Lautaro, informa que el Embalse Lautaro se encuentra a un 85% de su máxima capacidad, su descarga se ha regulado a 3.000 l/s y se ajusta de acuerdo al comportamiento de los caudales; se encuentra en perfecto estado de funcionamiento para recibir agua y por tanto, no reviste peligro inminente en caso de aumentar los caudales debido a los deshielos, que por lo demás son habituales en estas fechas no constituyendo una situación que no hayamos vivido en periodos anteriores.

Rebalse

El Embalse Lautaro, es una obra que data desde el año 1942 y que se encuentra completamente operativa, de acuerdo al estudio de mejoramiento realizado por el Ministerio de Obras Públicas, Dirección de Obras Hidráulicas, Región de Atacama, año 2009. En ese informe, se corroboró que “la presa del muro no presenta problemas de estabilidad”.

El rebalse en el Embalse Lautaro se produce cuando el nivel de altura del estanque sobrepasa los 24.23 mts. Esta agua es conducida por un canal en la parte superior del embalse y se vierte por el vertedero de hormigón armado aguas abajo hacia el río hacia los demás distritos de riego. Tal como funcionó el año 1987,1988, 1998 y también este 2017.

Prevención

Aunque para muchos puede ser una situación atípica en estas fechas presenciar aumento de caudales, para el equipo operativo de la JVRC es una situación sumamente habitual la cual se controla mediante el manejo y monitoreo del embalse Lautaro.

La JVRC frente a eventuales aumentos de caudales y con la anticipación que un tema como este requiere,  ha mantenido durante todo un año un volumen de amortiguación  y ha operado el embalse a un 80% de su capacidad máxima, para hacer frente a estas excesos; también se han implementado medidas preventivas como el aumento en la descarga del embalse, la intensificación de las labores de limpieza de canales matrices y otras obras para preparar el sistema de distribución de las aguas ante un eventual aumento.

En ese sentido, el cauce del río Copiapó ha sido una de las inquietudes planteadas, al punto en que en diversas ocasiones se ha manifestado el tema ante las autoridades regionales y comunales.

Monitoreo

El equipo de la JVRC mantiene contacto permanente con el Celador Mayor Cordillera, a través de telefonía móvil y satelital. Esta tecnología, junto a la telemetría instalada en la represa, permiten monitorear constantemente la situación y en tiempo real.

Gracias a esto, y a través de los medios de comunicación de esta organización de usuarios de aguas, informamos a diario y en detalle lo que ocurre en el embalse, tratando siempre de generar una sensación de tranquilidad en decenas de miles personas que comparten las actualizaciones de Facebook, Twitter, Instagram y nuestra web.

Volumen de Amortiguación

El Volumen requerido de Amortiguación: se define como el volumen que de acuerdo al hidrograma esperado, mínimo y máximo y la capacidad de vaciamiento del embalse de control, permite minimizar el caudal de vaciamiento y el volumen total de vaciamiento por sobre el caudal Umbral. Se estima que con las eventuales precipitaciones en cordillera y aumento de la temperatura  el Volumen requerido de Amortiguación, es trabajar con el Embalse entre un 80% a 85% de su capacidad máxima.

Con esta medida, se espera que la represa esté preparada para actuar como cortina de contención de las aguas en caso de precipitaciones abundantes como las ocurridas en marzo de 2015 y en mayo de 2017. Un caudal descontrolado en estos meses de verano solo provocaría que los agricultores, socios, y dueños de derechos de aprovechamiento de aguas superficiales no puedan tener acceso al vital recurso. La JVRC, y Directorio, día a día, se mantiene en alerta y con una constante planificación profesional, velando por la seguridad de todos y en cumplimiento de la normativa vigente.

 

Fuente: JVRC

Comentarios

comentarios

Back to Top